Seis internos de un grupo de 33 que forman parte del Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas del penal de Apanteos, son ahora árbitros profesionales gracias al primer curso de arbitraje que impartió la Asociación Nacional de Árbitros de Fútbol (ANAF), bajo el Modelo de Gestión Penitenciaria “Yo Cambio”.

Deportes

Seis reos se forman como árbitros profesionales Ellos imparten justicia en los torneos de fútbol que se disputan en el penal de Apanteos.

Juan Ventura / Luis Balcáceres

sábado 24, junio 2017 • 12:00 am

Compartir

Seis internos de un grupo de 33 que forman parte del Centro Preventivo y de Cumplimiento de Penas del penal de Apanteos, son ahora árbitros profesionales gracias al primer curso de arbitraje que impartió la Asociación Nacional de Árbitros de Fútbol (ANAF), bajo el Modelo de Gestión Penitenciaria “Yo Cambio”.

La formación ha hecho realidad el sueño de los privados de libertad que ahora están formados y autorizados para impartir justicia en la cancha. Así lo hicieron en la segunda fase del torneo que se disputa en conmemoración al “Día del Agente de Seguridad y Tratamiento Penitenciario”. organizado por la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

La demanda para seis árbitros es grande, ya que el torneo consta de 72 equipos divididos en cuatro categorías.

La actividad deportiva, junto a las de producción y de arte y cultura ayudan a fomentar la armonía entre los reos, así lo admite Alex Colorado, un reo común de 39 años, que agradece al programa “Yo Cambio” porque “ha venido a revolucionar el penal; antes era el segundo más conflictivo, hoy hay paz porque todos nos encontramos ocupados”.

“Me siento satisfecho con el curso de árbitro de fútbol, aunque sea para pitar aquí internamente para la charamusqueada”, declaró el reo, Ángel Menjívar, quien para no revelar su prolongada condena dijo: “aquí viviré”.


El que sabe instruye

La dinámica dentro del penal de Apanteos es que “el que sabe enseña al que no sabe” y “con mucho orden, disciplina y trabajo”. Estos oficios aprendidos son ahora la manera de ganar dinero para la mayoría de los 4,758 internos que ocupan el penal.

Un estudio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (Uca) estimó que la actividad productiva de Apanteos es una “situación sin precedentes en la historia del sistema penitenciario”.

Apanteos era una planta procesadora de café que posterior a ello se convirtió en una de las cárceles desde 1996. Era de los centros penitenciarios con más problemas internos, pero la tranquilidad reina gracias al apoyo que se ha dado a los reos con programas de reinserción.