Los empresarios piden al Gobierno acciones rápidas para evitar un golpe más fuerte en la economía salvadoreña y el cierre de pequeñas empresas, que representan el 90 % del tejido productivo. / Cortesía

Economía

Seis de 10 empresas prevén cerrar o reducir operaciones y personal por crisis Empresarios piden un “paquete de salvataje” al Gobierno pues aseguran que están en riesgo más de 200,000 empleos.

Uveli Alemán

martes 31, marzo 2020 • 12:02 am

Compartir

El panorama económico se pone cada vez más complejo para El Salvador ante la crisis mundial por el Covid-19 y el cierre temporal de las empresas podría volverse permanente. Al menos seis de cada 10 empresas ya están pensando en un cierre definitivo o reducir operaciones y personal si el período de emergencia se extendiera por tres o cuatro semanas adicionales, revela una encuesta de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal).

La gremial presentó ayer una encuesta sobre el impacto económico de la emergencia por el Covid-19, realizada entre el 17 y 23 de marzo pasado a 301 empresas socias. Es decir, que el levantamiento de información se desarrolló antes y durante la agudización de las medidas restrictivas, indicó Federico Hernández, director ejecutivo de la gremial.

La Camarasal, constituida en un 90 % por pequeñas y mediana empresas -mypes-, preguntó a sus miembros “qué medidas se verían obligados a tomar” si el período de emergencia se extendiera por tres o cuatro semanas adicionales. Ante esto, el 28 % respondió que reduciría operaciones mientras que un 27 % lo haría con personal, y un 8 % observaría como medida el cierre definitivo.

En total, estos tres segmentos representan el 63 % de los empresarios encuestados por al gremial. Entre los demás consultados, 21 % considera que si la situación se prologan suspendería operaciones y 10 % cerraría sucursales, así como un 2 % prevé continuar operaciones hasta cerrar y un 1 % diversificaría los servicios.

Ante ese escenario, Jorge Hasbún, presidente de la gremial, hizo un llamado “a la unidad nacional” y buscar consensos entre el Gobierno y el sector producto. La Camarasal pide un paquete de salvataje para amortiguar el impacto de la crisis y mantener los empleos, así como la reactivación gradual del tejido productivo.

 


Menos ventas

Asimismo, la encuesta concluyó que el 85 % de los consultados asegura que sus ventas han disminuido a raíz de la emergencia por el Covid-19. Un 13 % dice que se mantiene el nivel de comercialización y un 2 % observa un incremento.

El sondeo revela que el sector servicio es el más golpeado por al crisis, pues seis de cada 10 empresas que se dedican a este rubro aseguran que sus ventas han caído en más del 75 %. En esta cadena se incluye turismo con sus diferentes ramas de operación como hoteles, operadores, guías, etc.

Al consultar qué otro impacto ha causado la emergencia en el desempeño de las empresas, el 38 % de los empresarios indica que han reducido sus operaciones y 22.6 % observa un incremento en los costos.

Un 19.6 % de las empresas está experimentando problemas para adquirir bienes y servicios. El director ejecutivo consideró que esto es un reflejo de los obstáculos logísticos de los principales socios comerciales de El Salvador -Estados Unidos, Centroamérica y China-. “Esto obviamente ha tenido un impacto porque provoca una serie de retrasos en la entrega de insumos, incremento de costos y, en algunos casos, desabastecimiento”, sumó.