El Gobierno se comprometió ayer a no subir el IVA con un eventual ajuste fiscal con el FMI. /DEM

Economía

Seis claves de qué significa el acuerdo con el FMI para los salvadoreños El Salvador negocia un acuerdo de Servicio Ampliado con el FMI, otorgado a los países que enfrentan graves problemas en sus finanzas.

Uveli Alemán

viernes 5, marzo 2021 • 4:00 am

Compartir

El Salvador negocia un acuerdo crediticio de Facilidad de Servicio Ampliado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un programa diseñado para ayudar a los países que enfrentan graves problemas de finanzas públicas.

El FMI tiene diferentes instrumentos de préstamos que se adaptan a las necesidades de balanza de pago y circunstancias de los países miembros del multilateral. El Salvador en años anteriores había negociado un Acuerdo de Derecho de Giro -conocido como Stand-By-, pero ayer se oficializó que el Gobierno ha solicitado un SAF.

El programa SAF fue creado por el FMI para ayudar a los países que experimentan graves problemas en su balanza de pagos por deficiencias estructurales y un lento crecimiento. Un crédito similar tiene Ecuador, una economía también dolarizada y con el tercer riesgo soberano más alto de América Latina.

Reformas.

Con este acuerdo, el FMI otorgaría un crédito de hasta $1,300 millones a cambio que se aplique un paquete de políticas para corregir desequilibrios estructurales por un período prolongado en materia fiscal, económica e institucional. El Salvador no había experimentado un ajuste estructural tan profundo desde la década de 1990 cuando se vendieron las empresas públicas, indicó Ricardo Castaneda, economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

12CuotasEl SAF debe reembolsarse en plazos de cuatro a 10 años, con pagos en 12 cuotas.

Andrés Oliva, economista de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), explicó que hacer un ajuste fiscal “es imperativo” y “vemos muy positivo” que se establezca a través de un acuerdo del FMI.

Dicho ajuste se realizará en un momento en que la deuda de El Salvador representa el 89.9 % del Producto Interno Bruto (PIB) y el déficit fiscal se encuentra en su máximo histórico, con poco espacio fiscal para responder a sus obligaciones crediticias.


Si bien aún el Gobierno se encuentra en negociaciones, los economistas advierten que un acuerdo con el FMI daría certeza al mercado de inversionistas que el país ordenará sus finanzas.

Un cambio de cambios para las finanzas

  1. ¿Qué es el SAF? Los SAF implican reformas estructurales orientadas a corregir deficiencias arraigadas que suelen tomar tiempo implementarse y tienen períodos de reembolso más largos que otros mecanismos del FMI. Este acuerdo se creó para países que experimentan graves problemas en su balanza de pagos. Ecuador y Costa Rica tienen un programa de este tipo.

 

  1. Se reduce riesgo: Oliva explicó que un acuerdo con el FMI reduciría el riesgo de la brecha de financiamiento que se requiere para el presupuesto porque el Gobierno recibiría capital y también se reduce el riesgo de la deuda de corto plazo. Cuando más deuda tiene un país, más se encarece el costo de financiamiento y eso se traduce en no acceso a mercados o altos intereses.

 

  1. Protección frente al mercado:El economista de Fusades indicó que se espera una “reacción temporal de los mercados” por la inyección de capital de la Reserva Federal (Fed), el Banco Central de Estados Unidos. Un acuerdo con el FMI protegería a El Salvador contra la volatilidad en el precio del financiamiento en el corto plazo en el corto plazo.

 

  1. Desdolarizar: Con el inicio de la pandemia se advirtió que una opción para paliar la crisis fiscal era desdolarizar, aunque el Gobierno negó tener el tema en discusión. El economista de Fusades indicó que este riesgo se elimina con el acuerdo del FMI y también se reduce el riesgo que se eleve de manera abrupta el IVA, impuesto cobrado al consumo.

 

  1. Un cronograma fiscal: El Gobierno se comprometerá a realizar políticas para ordenar las finanzas y el SAF contempla un seguimiento de los avances. Los desembolsos del FMI están supeditados a la observancia de los criterios de ejecución cuantitativos, salvo que el Directorio Ejecutivo decida suspender su aplicación. Dará seguridad a los inversionistas de la ruta para estabilizar la deuda.

 

  1. ¿Quién pagará la factura?El Icefi advirtió que las medidas pueden generar descontento social porque tienen efecto en diferentes sectores. Recomendó un conceso con diferentes sectores antes de concretar un programa de ajuste con el FMI. Señaló también que aplicar impuestos regresivos pone en el crecimiento y la gobernabilidad.