Editorial

lunes 28, mayo 2018 • 12:00 am

Seguridad jurídica e institucionalidad generará empleos

Compartir

Los datos de la última Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2017, presentada por la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc), muestra un preocupante panorama sobre el desempleo, subempleo y la inestabilidad laboral entre los salvadoreños. Pareciera un ciclo interminable de fallas a pesar de que se sabe claramente la solución.

La encuesta refleja que el porcentaje de hogares pobres se redujo en 2017, pero la tasa de desempleo se mantuvo en 7 % ese año. Además, la población subempleada aumentó en 150,421 personas y el porcentaje de hogares con subempleados o inestabilidad laboral creció en 11.1 puntos. El subempleo y la inestabilidad laboral estuvo presente en el 65.8 % de las familias salvadoreñas, durante el 2017.

Son cifras terribles, dramáticas. Pero todos sabemos cual es el camino para mejorar la situación del empleo y sobre todo, lo sabe la clase dirigente. El camino es generar seguridad jurídica, certidumbre, estabilidad política y renunciar a esos dobles discursos contra los empresarios, hablando de “cambio de sistema” y deningrando a los sectores productivos.

El país no va a generar crecimiento económico y empleos sin la seguridad jurídica que da una institucionalidad democrática fuerte, que le dé los mismos derechos y obligaciones a todos. El camino ya se conoce, hay que recorrerlo.