Editorial

jueves 29, agosto 2019 • 12:00 am

Sector informal sufre con los prestamistas

Compartir

En la Asamblea Legislativa parece haber una ofensiva para cambiar las reglas en muchos aspectos, lo que impacta en el clima de negocios, generando incertidumbre y dudas para los negocios establecidos y para los potenciales inversionistas.

Ayer nuevamente empezaron con el tema de la “usura”, pero enfocado claramente en la banca. Sin duda, el Estado debe proteger al consumidor ante cualquier abuso del mercado pero el enfoque antibanca que reflejan algunos legisladores no solo puede afectar el acceso al crédito formal de la población sino también deja en el olvido la verdadera usura, la informal, la de los prestamistas que cobran intereses no regulados que en algún momento pueden llegar alcanzar cifras espeluznantes.

Pero el oportunismo político o el afán de figuración parecen ser más importantes para algunos legisladores que el raciocionio mismo de sus propuestas. Menos de un cuarto de la población tiene acceso a créditos bancarios. El resto tiene que caer en usureros que carecen de control alguno. El sector informal es víctima de estos sujetos y no hay forma alguna de protegerlos con la legislación actual. Los diputados pueden volver aún más restrictivo el crédito formal con sus propuestas, sin pensar que el verdadero problema está en la calle, con intereses leoninos que ahogan al sector informal.