Farhan Hag, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres.

Política

Secretario de la ONU pide a El Salvador respetar la Constitución y preservar la democracia

Yolanda Magaña

martes 7, septiembre 2021 • 1:10 pm

Compartir

El portavoz adjunto del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, pidió a El Salvador el respeto a las disposiciones constitucionales, al Estado de Derecho y la separación de poderes, a raíz de la sentencia que habilitó la reelección inmediata del Presidente de la República.

Observamos que esta decisión se produce inmediatamente después de la sustitución de los magistrados de la Sala de lo Constitucional el 1 de mayo... El secretario general reitera su llamado al respeto de las disposiciones constitucionales, el estado de derecho y la separación de poderes a fin de preservar el progreso democrático alcanzado por el pueblo salvadoreño desde la firma de los acuerdos de paz de 1992. Farhan Hag, portavoz adjunto del secretario general de la ONU.

El portavoz de la secretaría general de la ONU aseguró que han advertido que la Sala de lo Constitucional tomó la decisión a favor de la reelección inmediata del Presidente después de la sustitución de la Sala de lo Constitucional realizada por la Asamblea Legislativa en su primer día de funciones: el 1 de mayo de 2021.

Reconoció que esta decisión ya generó preocupación "por el impacto en la independencia del poder judicial y el ejercicio de controles y contrapesos efectivos", exhortando a El Salvador a preservar el progreso democrático logrado desde la firma de los acuerdos de paz de 1992.

Reelección inmediata y alternabilidad

El 3 de septiembre, la Sala de lo Constitucional electa el 1 de mayo en un proceso cuestionado resolvió que es permitida la reelección presidencial inmediata por una sola una vez y que la promoción de una reelección presidencial es ilegítima cuando no hay respaldo de la "voluntad popular", es decir, indica, cuando se promueva la reelección "más allá de los 10 años".

También cambió el concepto de alternancia del ejercicio de la Presidencia, establecido como cláusula pétrea constitucional en el artículo 248 de la Constitución salvadoreña.


Según esta nueva Sala, la alternabilidad está dirigida a superar casos de aquellos funcionarios que ejercieron la Presidencia pero que no gozan más de la aprobación del pueblo y que por tanto su postulación resulta contraria a la voluntad popular.