Militares rodean las curules legislativas en el Salón Azul, el 9 de febrero. Defensa dijo que el Estado Mayor Presidencial dio seguridad al Presidente. Foto: archivo.

Política

¿Se repetirá el 9 de febrero en El Salvador?: esto dijo el ministro de Defensa

Saraí Alas

viernes 21, agosto 2020 • 8:02 pm

Compartir

Interpelado por la Asamblea Legislativa, el ministro de Defensa Nacional, René Merino Monroy, no quiso responder si los hechos ocurridos el 9 de febrero de 2020 podrían repetirse en El Salvador.

El diputado Raúl Beltrán Bonilla, del partido PCN, le preguntó: “¿Cree usted que esta acción pueda repetirse?”.

Merino Monroy respondió que la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) no participará en hechos que violenten la Constitución de la República, pero aseguró que no puede determinar si una irrupción militar en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa pueda ocurrir nuevamente.

“Nosotros como institución, la Fuerza Armada institución y los miembros del Alto Mando jamás vamos a participar o actuar en un hecho que viole la Constitución y el resto de las leyes. Respecto a que si pueda suceder o no, ese es un caso hipotético que no estoy en la capacidad de determinar si pueda o no volverse a repetir bajo todas las circunstancias en que se dieron”, respondió Merino Monroy durante la interpelación.

El funcionario tampoco quiso valorar si lo ocurrido el 9F estuvo bien o mal.

"Mire mi curul, custodiados por militares con armas largas, ¿usted cree que esto es normal?, véase usted mismo con armas largas, vea al presidente de la República sentado en el lugar del presidente de la Asamblea Legislativa. ¿Cree usted que ha dañado la imagen del país, sí o no?", le preguntó Carlos Reyes, jefe de la fracción parlamentaria de Arena.


El ministro se limitó a reiterar que lo que ocurrió no fue una operación militar, algo que repitió durante toda la jornada. "Insisto, no se dio ninguna operación militar, tampoco se ha hecho un operativo por parte del señor jefe del Estado Mayor Presidencial", dijo. Reyes volvió a hacerle la pregunta. Merino Monroy contestó que no le corresponde valorar acciones. "Quiero dejar constancia que el ministro no contestó", acotó Reyes.

Incluso, el diputado Ricardo Velásquez Parker puso de manifiesto que se contradice con lo que dice el presidente de la República.

El presidente Nayib Bukele dijo, el pasado 24 de marzo, que el ingreso de los militares fue una forma de presión, sin embargo, el ministro ha insistido en que la presencia militar obedeció a la seguridad del Presidente.

"¿Fue para presionar por un préstamo?", preguntó el diputado Velásquez Parker. "El objetivo fue proporcionarle seguridad al presidente de la República", insistió el ministro.

Merino Monroy reiteró que la seguridad del Presidente está en manos del Estado Mayor Presidencial, que él no recibió órdenes de nadie y que únicamente llegó a la Asamblea Legislativa a supervisar, sin embargo, no quiso dar el nombre de la persona que decidió hacer el despliegue militar que se hizo ese día.

La diputada Nidia Díaz le preguntó si para él es normal que el presidente de la República llegue a la Asamblea Legislativa y empiece a dirigir. Ya el diputado Emilio Corea le había dicho al ministro que lo que pasó fue un "autogolpe".

"Esa es nuestra doctrina, respeto a la Constitución, pero vuelvo: acá lo que sucedió es que el Estado Mayor Presidencial le dio la seguridad al presidente de la República", contestó.

El 9 de febrero pasado, miembros de la Fuerza Armada, agentes del Mantenimiento del Orden (UMO) y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) ocuparon el Salón Azul del Órgano Legislativo salvadoreño, después de que el presidente de la República, Nayib Bukele, llamara a la insurrección al no lograr convocar a los diputados a plenaria extraordinaria para que le aprobaran un préstamo.

El gobernante ingresó al Salón Azul a orar. Luego, salió y subió nuevamente a la tarima desde donde había dicho su discurso. Los militares ocuparon el Salón Azul en donde se sentaron los diputados que acudieron a la convocatoria presidencial para aprobar el préstamo de $109 millones para el Plan Control Territorial.