Editorial

viernes 15, octubre 2021 • 12:00 am

Se intensifica la gravedad de la pandemia en el país La cantidad de fallecidos y de contagios es preocupante. ¿Cuáles son las causas de esta situación? Es una respuesta que necesitamos escuchar.

Compartir

La jerarquía de la Iglesia Católica salvadoreña confirmaba esta semana el fallecimiento de una docena de sacerdotes debido a la pandemia de covid-19. Al menos tres la última semana, un reflejo de cómo la pandemia ha ido afectando todos los estratos de la sociedad salvadoreña.

En las últimas semanas, el Ministerio de Salud ha informado de un creciente número de fallecimientos y contagios. Un decreto de restricciones sobre concentraciones públicas fue prorrogado por la Asamblea Legislativa pero seamos claros, al ver los estadios con aforo total, su implementación es bastante cuestionable.

La sociedad salvadoreña sigue contabilizando víctimas lamentablemente. Médicos, abogados, periodistas, madres, padres, abuelos, hijos, hermanas, sacerdotes católicos o pastores evangélicos, simplemente la pandemia no discrimina oficio, edad o género y cobra víctimas a diario. Ya vimos que septiembre fue el peor mes de la pandemia en cuanto a víctimas fatales y octubre va aceleradamente a superar esas cifras.

¿Qué queda como población? Cuidarnos. Retomar las recomendaciones médicas de distanciamiento social y uso permanente de mascarillas. Además, es importante vacunarse y no atender todas esas teorías conspirativas absurdas que han llevado a la resistencia de una parte de la población y que también genera muertos y enfermos.

Las autoridades sanitarias deben reforzar los esfuerzos y explicar transparentemente a qué se debe el incremento de casos porque hay muchas preguntas no respondidas y son vidas las que están en juego. La pandemia necesita del concurso de todos para poderla superar.