Manifestantes contra Ortega en una barricada en Matagalpa, 135 km al norte de Managua./Foto 100% Noticias

El Mundo

Se extienden las protestas antigubernamentales en Nicaragua Tropas de choque del régimen atacan a manifestantes

Redacción DEM

sábado 12, mayo 2018 • 11:14 am

Compartir

 

Las protestas arreciaron en las últimas horas en Nicaragua y al menos ocho departamentos del país amanecieron con bloqueos de carreteras tras enfrentamientos entre manifestantes opositores al régimen de Daniel Ortega con turbas paramilitares afines a su Gobierno. Los medios de comunicación independientes del régimen reportaban docenas de heridos.

Los medios de comunicación también mostraron imágenes de barricadas en las calles, llantas quemadas y manifestantes en la calle reclamando la salida de Ortega. Las escenas corresponden a Managua, la capital nicaragüense y a las ciudades de Chinandega, Granada, León, Managua, Masaya y Rivas en el Pacífico, así como Estelí y Matagalpa en el Norte.

Una barricada en una calle de Masaya, Nicaragua./Foto 100% Noticias

 

En Masaya y La Concha, al sur de Managua, se reportaron enfrentamientos durante toda la madrugada. En el barrio de Monimbó, en Masaya, los pobladores habían instalado barricadas con los adoquines de las calles, como una manera de evitar el ingreso de las fuerzas de choque gubernamentales.


En Matagalpa la población celebró la expulsión de fuerzas de choque orteguistas y de la Policía Nacional.

En Granada, las turbas orteguistas  crearon el caos en esa ciudad turística, apedrearon negocios y las casas de algunos reconocidos opositores al régimen.

Un camión incinerado en Granada, Nicaragua/Foto 100% Noticias

Los enfrentamientos ocurrieron horas después que la Conferencia de obispos católicos impusiera un plazo fatal hasta el lunes a mediodía para un diálogo con el Gobierno. Entre las condiciones que pidieron los prelados figura la eliminación de los grupos paramilitares y el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para investigar los asesinatos de más de 50 jóvenes a manos de la Policía Nacional y las fuerzas de choque orteguistas.

En un principio, la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo, dijo aceptar las condiciones de los obispos, pero la represión de sus turbas paramilitares se intensificó tras el anuncio, lo que fue interpretado como un doble discurso del régimen.

Uno de los símbolos del régimen derribado anoche en la entrada de León, Nicaragua/Foto 100% Noticias

En Managua, en el populoso Mercado Oriental, los comerciantes mantenían barricadas para evitar que las tropas de choque de Ortega saquearan sus negocios.

Las protestas ya cumplieron un mes y no parece haber visos de aplacarse en el país centroamericano. Los pedidos de salida de Ortega y Murillo van en aumento.