El uso de autos eléctricos en El Salvador es incipiente. Pese a que el debate sobre legislaciones, incentivos e inversiones no es nuevo, todavía hay pocos de esos vehículos en circulación, pero la industria está a la expectativa de más apertura del tema.

Economía

Se aceleran los planes para masificar al auto eléctrico La industria automotriz, en su conjunto, mira con interés el auge del concepto de la electromovilidad y analiza la expansión a un modelo sin emisiones.

Redacción DEM

lunes 1, marzo 2021 • 3:30 am

Compartir

El uso de autos eléctricos en El Salvador es incipiente. Pese a que el debate sobre legislaciones, incentivos e inversiones no es nuevo, todavía hay pocos de esos vehículos en circulación, pero la industria está a la expectativa de más apertura del tema.

Luis Felipe Clavel, EV & Connectivity Mgr Americas de Nissan, explica que el segmento de vehículos eléctricos aumenta cada año.

Nissan busca hacerse de un espacio grande en el rubro, la firma destaca que fue la primera marca en lanzar un vehículo de producción masiva 100 % eléctrico: el LEAF, y pretende acelerar su producción y venta, la cual ya superó las 500,000 unidades en el mundo.

La automotriz japonesa avanza con su plan y desde 2019 trabaja en la distribución de la segunda generación del modelo que ya se usa en siete mercados latinoamericanos: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay, Costa Rica y Puerto Rico.

“Tenemos la meta de comercializar más de un millón de vehículos electrificados para el 2025, considerando la tecnología hibrida e-POWER y vehículos 100 % eléctricos”, dijo Clavel.

Otro de los grandes del sector, la estadounidense General Motors (GM), también está a la expectativa de una mayor apertura. La firma incluso adoptó un nuevo logo donde remarca su futuro asociado con la electromovilidad y la tecnología de conducción autónoma.


“En la industria automotriz hemos empezado a invertir más en investigación y desarrollo de tecnologías mucho más eficientes y amigables con el medio ambiente”, explicó Ángel Pacheco, gerente de mercadeo de GM para Centroamérica y el Caribe.

El ejecutivo destacó que los cambios no serán abruptos, pero que es una tendencia irreversible. “Cada vez vemos más autos eléctricos en los mercados y quedan muchos años por atender. Los carros diésel y gasolina de la actualidad, muchos de ellos van a tener convivencia con los autos eléctricos”, matizó.

GM dijo que todavía trabaja en estudios para definir cuál es el producto correcto que debe llegar a la región.

Pacheco dijo que GM tiene como meta al 2040 para afianzarse como una empresa “cero emisiones”, tanto en su planta, manufactura y carros que produzca.

“Para 2035 esperamos no tener carros de combustión interna, así que nuestros planes es subirnos en la región a los autos eléctricos, pero debemos hacer los estudios”, dijo el ejecutivo.

 

¿Cuánto cuestan?

Clavel dijo que el precio promedio de un LEAF en Centroamérica sigue por encima de los $45,000, pero que las empresas están desarrollando nuevas tecnologías para bajar los costos.

“En Centroamérica, el país que más ha incentivado este tipo de tecnologías es Costa Rica, sin embargo, Panamá está impulsando leyes que fomentarían la introducción de este tipo de modelos”, valora el ejecutivo de Nissan.

Agregó que Costa Rica posee una de las redes de carga para vehículos eléctricos más grandes del continente, con alrededor de 136 cargadores instalados. “Esperamos que todos los países de la región fomenten la creación de infraestructura de carga, sobre todo interurbana”, dijo.

Pacheco, de GM, indicó que el precio es más alto porque se invierte mucho en investigación y los materiales son mucho más caros.

Añadió que Costa Rica es uno de los más avanzados en Centroamérica, incluso en América, un país donde los incentivos fiscales son altos y beneficiosos al consumidor.

“En otros países ya son una realidad (los beneficios), ayudan con el impuesto del consumo, y otros lo dan por precio o por tamaño de vehículo, pero la mayoría de países están haciendo estos incentivos y, obviamente, El Salvador está trabajando en ello”, reiteró

Pacheco afirmó que una buena noticia es que en General Motors también busca la forma de bajar los precios y desarrolló la plataforma de baterías Ultium, a la que define como el corazón de su apuesta de auto eléctrico.

Esta plataforma da paso a una nueva generación de baterías planas, con menos cables y adaptables a la base de los autos.

“Las podemos adaptar a cualquier tipo de vehículo y es también gracias a su efectividad y tecnología que podemos reducir considerablemente sus costos”, dijo.