Economía

Scotiabank El Salvador anuncia la venta de sus operaciones bancarias

Redacción web / DEM

viernes 8, febrero 2019 • 9:05 am

Compartir

El banco canadiense Scotiabank, anunció hoy, a través de un comunicado de prensa, que venderá sus operaciones bancarias y de seguros en El Salvador a Imperia Intercontinental, principal accionista del Banco Cuscatlán y de Seguros e Inversiones S.A., SISA.

La institución, que inició operaciones en El Salvador en octubre de 1997, informó que la decisión fue tomada basándose en su estrategia de enfocarse en los mercados clave que puedan generar una mayor escala para el banco. Además, señaló que continuará operando de manera habitual, hasta que se obtengan las aprobaciones regulatorias y se cierre la transacción.

“Nos complace anunciarles este importante acuerdo con el cual buscamos mejorar las oportunidades para los clientes de ambos bancos. Estamos seguros de esta adquisición representa otra interesante mejorar para nuestras instituciones, empleados y para el país. Tenemos un compromiso a largo plazo de invertir en El Salvador y nuestro principal objetivo es continuar brindado el mejor servicio a nuestros clientes”, señaló el presidente de la junta directiva del Banco Cuscatlán y Sisa Seguros, Eduardo Montenegro.

El director de Grupo, Banca Internacional y Transformación Digital de Scotiabank, Ignacio Deschamps, afirmó que la transacción con Imperia es lo más conveniente para los intereses de los clientes, empleados y accionistas. Dijo tener la confianza que Imperia podrá continuar impulsando el crecimiento de los negocios y el alto nivel de servicio a los clientes en El Salvador.

El anuncio se realiza después de que se informara sobre la venta de las operaciones de Scotiabank en nueve países del Caribe y de sus seguros de vida en Jamaica y Trinidad y Tobago, en noviembre de 2018. En diciembre de ese mismo año también fueron vendidas las operaciones de administración de pensiones y seguros en República Dominicana.


Según estimaciones de la institución financiera, el impacto acumulado de estas transacciones, incluyendo la venta de las operaciones en El Salvador, generarán una ganancia neta de impuestos de $250 millones y aumentará el coeficiente de capital ordinario de nivel 1 de Scotiabank en aproximadamente 25 puntos base.