Su árbol familiar ha dado frutos para la música centroamericana: su abuelo fue director de la Orquesta Sinfónica de Nicaragua, y el fundador de la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES), Alejandro Muñoz Ciudad Real, es su ascendente. Fotografía: cortesía

Escena

Salvadoreño crea nueva música en Suiza

Guillermo Avilés

miércoles 21, febrero 2018 • 11:07 am

Compartir

De concepción decididamente experimental, en ocasiones escrita para cine, teatro o nuevos medios artísticos, su creación a menudo está inspirado en dominios étnicos y populares. Constantemente atento por la forma y la percepción del tiempo y el espacio, procurando facilitar la expresión y la percepción de una música "habitable y humana".

Arturo Corrales estudió música en San Salvador, Ginebra, Lugano y París. Un profesional en la creación de nueva música, cofundador de Ensemble Vortex y director de L’Orchestre des Trois-Chêne (La Orquesta de los Tres Robles).

En honor a sus padres, se tituló en arquitectura para luego dedicarse a su pasión: la música. Sus primeros pasos fueron bajo la tutela de los guitarristas ‘mangoreanos’ Cándido Morales, Jorge Sanabria, Walter Quevedo, y los maestros compositores German Cáceres y Joseph-Karl Doetsch.

Cruzó el Atlántico persiguiendo sus sueños y se estableció en Suiza. En Ginebra y Lugano estudió composición con Eric Gaudibert, Nicolas Bolens, Michael Jarrell, Nadir Vassena; electroacústica con Rainer Boesch Luis Naón, Eric Daubresse; dirección orquestal con Giorgio Bernasconi.

Al diplomarse obtuvo mención especial, y el premio norteamericano Edmund Pendleton por el mejor diploma en 2004. Doctor en musicología de la Universidad de Ginebra, con mención honorable y elogios unánimes del jurado.


 Junto a sus actividades de compositor, interpreté y director de orquesta, Arturo Corrales enseña guitarra y es profesor de composición y análisis en el Conservatorio Popular de Ginebra.