Procuraduría ha pedido un informe sobre la situación de los reos infectados. Solo dio 72 horas. / DEM

Nacionales

Salud confirma 25 casos de COVID-19 en sistema penitenciario

Saraí Alas

lunes 25, mayo 2020 • 12:05 am

Compartir

El Ministro de Salud, Francisco Alabí, confirmó ayer los primeros contagios de COVID-19 dentro del sistema penitenciario de El Salvador, con 25 personas privadas de libertad dentro del Centro Preventivo y de cumplimiento de Penas de San Vicente.

“Con el caso de los privados de libertad voy a confirmar este dato, no lo manejo; sin embargo, se han establecido diferentes filtros para tratar de dar esa contención si en dado caso uno de estos se viera afectado. También se cuenta ya con un área para manejar a estos pacientes, es un trabajo articulado”, aseguró Alabí.

En conferencia de prensa por la emergencia del coronavirus, el titular de Salud aseguró que harán las intervenciones necesarias para salvaguardar la vida de los salvadoreños independientemente de su condición de vida. En el recinto, indicó, ya se está manejando un protocolo de atención para los casos que se registren.

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) fue la primera en informar de los casos, después de ser notificada por autoridades locales del Minsal en San Vicente. De acuerdo con el reporte, se realizaron pruebas de PCR a un total de 65 personas, de los cuales 25 resultaron con diagnóstico positivo.

En un pronunciamiento publicado ayer, el procurador de Derechos Humanos, José Apolonio Tobar, dijo desconocer si el total de pruebas se practicó de manera aleatoria o en un sector determinado, “pero sí es altamente preocupante pues el resultado positivo constituye el 38.46 % de las pruebas realizadas”, afirmó.

El sistema penitenciario, indicó, es uno de los más hacinados en la región, y aunque hay medidas que ayudan a disminuir el contagio “la separación física y el auto aislamiento en las condiciones que viven los privados de libertad, son prácticamente imposibles”.


La falta de agua potable para recomendaciones de higiene también ha puesto a la población en cárceles en riesgo por otras enfermedades respiratorias como neumonías, tuberculosis y ahora COVID-19, alerta el procurador. El ombudsman solicitó a Salud que rinda un informe sobre la situación de los reos un plazo de 72 horas.