Política

Sala declara improcedente pedido de niña que buscaba irse a vivir con su papá a EEUU

Óscar Romero

viernes 18, diciembre 2020 • 3:17 pm

Compartir

 

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), declaró improcedente un amparo suscrito por una niña de 10 años a quien, por razones de seguridad, se reserva el nombre y el de su grupo familiar.

El amparo inició mediante resolución de 26 de octubre de 2020 pronunciada en el hábeas corpus con referencia 738-2020, y señala que:

En su demanda, la niña  ha manifestado su deseo de estar bajo el cuidado de su padre y vivir junto a él en Estados Unidos de América; sin embargo, afirma no comprender por qué el Juez Segundo de Familia (Juez Uno) de esta ciudad, le ha negado el derecho de viajar hacia dicho país". dice el documento.

La menor se ha visto involucrada en dos procesos, el primero es en materia penal, en el que a su padrastro se le acusó de cometer ciertos ilícitos en su perjuicio; sin embargo, según documentos el Tribunal Tercero de Sentencia emitió el 14 de octubre de este año una sentencia absolutoria: la niña alegó que ya dio su declaración por lo que no es necesaria su presencia en ese proceso.


El segundo, tiene que ver con el proceso de modificación de sentencia sobre el cuidado personal de la referida niña que se instruye ante el Juez Segundo de Familia (Juez Uno) de esta ciudad.  Del acta de la audiencia preliminar celebrada el 19 de noviembre de 2019: "se advierte que la entonces Jueza Segundo de Familia (Juez Uno) sostuvo que la niña tenía derecho a no estar alejada completamente de su madre, por lo que denegó la solicitud del  apoderado del padre de la niña".

La solicitud del apoderado del padre era que la niña "pudiera viajar y convivir con su familia paterna que reside en Estados Unidos de América".

Sin embargo, el Juez de Familia indicó que la niña es ciudadana estadounidense, y de conceder permiso de viajar “...se volvería difícil exigir su retorno al país amparándose en la Convención de La Haya sobre la Sustracción Internacional de Menores”; asimismo, se enfatizó que “... se debe mantener en el país para que se verifique la relación con la madre”, según el Juez.

Además, considerando que quien es peticionaria es una niña de 10 años, en el documento se pide que se le explique a la niña el contenido de la resolución con un lenguaje sencillo y claro.