Política

Sala admite demanda contra elección de magistrados CCR

Redacción Web / DEM

viernes 17, noviembre 2017 • 1:06 pm

Compartir

 

 

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió una demanda de inconstitucionalidad contra el nombramiento de los magistrados de la Corte de Cuentas de la República (CCR). Así lo dio a conocer este mediodía, por medio de su cuenta de Twitter.

La elección de los funcionarios propietarios y suplentes fue hecha el pasado 28 de agosto por la Asamblea Legislativa. La Sala informó que verificarán si los diputados fueron objetivos en dicha elección.

La demanda fue interpuesta por el Centro de Estudios Jurídicos, que argumentó que durante el proceso de elección no se tomó en cuenta la desvinculación partidaria, como la Sala de lo Constitucional establece que debe ser.


Los demandantes señalaron que el dictamen que acordó la elección de los magistrados no contiene los resultados de las entrevistas hechas a los candidatos a los cargos, por lo cual no se explican “las razones para elegir a unos candidatos en detrimentos de otros, ni de qué manera probaron que no existían vínculos partidarios”

Puede leer: Piden anular elección de actual Corte de Cuentas

La Sala consideró que existen los requisitos requeridos para su admisión y estableció un plazo de 10 hábiles a la Asamblea Legislativa para que presente sus argumentos de constitucionalidad de la elección. Además, los magistrados de la Corte de Cuentas tienen un período de cinco días hábiles para pronunciarse al respecto.

Los funcionarios electos en agosto pasado son Carmen Elena Rivas Landaverde, como como presidenta; María del Carmen Martínez Barahona como primera magistrada y Roberto Antonio Anzora Quiroz primer magistrado. Como suplentes fueron elegidos Nolberto Osmín Cunza y Patricia Lissete Bardales.

A Rivas Landaverde se le criticó por haber pertenecido al Partido de Conciliación Nacional (PNC), en el pasado. Por este instituto político fue candidata a diputada propietaria por el departamento de Chalatenango, en 2006.