Bienestar Magisterial no tendrá la capacidad de atender los compromisos, dice Presidencia de la República.

Política

Sala admite controversia contra reforma que permitía a maestros pensionados seguir en Bienestar Magisterial

Saraí Alas

viernes 22, enero 2021 • 11:24 am

Compartir

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió la controversia promovida por el presidente de la República, Nayib Bukele, contra la reforma a la Ley del Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial (ISBM), que permitía a maestros pensionados continuar recibiendo servicios de salud en Bienestar Magisterial.

La reforma fue aprobada por los diputados de la Asamblea Legislativa el 22 de octubre de 2020.

El decreto permitía que los docentes pensionados del sistema público que laboren y quienes se jubilen puedan decidir si reciben atención médica y hospitalaria del ISBM o si trasladarse al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

También, permitía que el servicio incluya a servidores públicos docentes estatales, tanto pensionados que trabajen o estén en retiro, y cotizantes.

Específicamente, el literal “e” del artículo 5 que les permite recibir el servicio médico hospitalario a "docentes pensionados que se encuentran laborando o que se encuentran retirados y que voluntariamente decidan quedarse en el Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial”.

¿Por qué fue vetado?


Bukele alega en la controversia que las reformas violarían el principio de planificación presupuestaria y que la Comisión de Cultura y Educación debía haber considerado las observaciones técnicas financieras de Bienestar Magisterial.

El mandatario asegura que Bienestar Magisterial no tendrá la capacidad de atender los compromisos previsionales por el crecimiento poblacional en el sistema.

Argumenta que la incorporación de maestros jubilados afectaría el programa de salud.

Según Bukele, la siniestralidad proyectada prevé que no habrá un nivel de renovación poblacional suficiente para soportar los compromisos previsionales adquiridos.

[La incorporación de los docentes que hayan alcanzado el derecho a pensión por vejez es una] medida que impactaría negativamente el programa de salud”. Postura presidencial en la controversia 12-2020.

De este modo, sostiene que el decreto vetado afectaría las líneas de trabajo “servicios médicos y  hospitalarios” y “prestaciones y beneficios magisteriales”, debido a que deberán ser modificadas en el momento en que los docentes pensionados exijan las referidas prestaciones”.

El decreto 754 de reformas a la ley del ISBM fue vetado por Bukele el 12 de noviembre de 2020. Los diputados votaron ese mismo día por superar dicho veto.

La Sala de lo Constitucional podría resolver la controversia, dándole la razón al Presidente, con lo cual el decreto quedaría sin efecto; o dándole la razón a la Asamblea Legislativa, con lo cual podría ordenar la publicación del decreto.