Sacerdote guatemalteco José Venancio Boror Uz acusado de agresión sexual./Foto de Diego García.

Nacionales

Sacerdote acusado de abusar a dos niñas enfrenta audiencia Este es el segundo proceso por agresión sexual a la que se enfrenta el religioso.

Azucena Henríquez/Diego García

jueves 20, agosto 2020 • 12:37 pm

Compartir

El Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador instaló la audiencia preliminar en contra del sacerdote guatemalteco José Venancio Boror Uz, acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de una supuesta agresión sexual a dos niñas.

Con la nueva acusación, el religioso, de 62 años, tiene dos procesos por agresion sexual. Actualmente cumple prisión provisional por la acusación de agresión sexual en menor e incapaz en perjuicio de una niña de seis años. En septiembre de 2019, el Juzgado Quinto de Instrucción de San Salvador tras la audiencia preliminar ordenó que Boror Uz debía de enfrentar un juicio para que un tribunal determine si abusó sexualmente de una niña de seis años.

Esta mañana, miembros de la Asociación Auxilio de Víctimas llegaron hasta las afueras del Centro Judicial Isidro Menéndez para exigir justicia para las víctimas. Según la FGR, Boror Uz agredió sexualmente a las dos menores entre febrero y abril de 2017.

Asociación Auxilio de Víctimas exigen justicia por las dos supuestas víctimas agredidas./Foto de Diego García.

Miembros de la Asociación Auxilio de Víctimas llegaron hoy hasta las afueras del Centro Judicial Isidro Menéndez./Foto de Diego García.

El abogado defensor, David Ramírez, afirmó que los señalamientos de las supuestas víctimas son "contradictorios y faltantes" de fundamento para que el proceso siga su curso a la etapa de vista publica. Indicó que la acusación de la FGR carece de precisión en la forma, lugar y día en el que sucedieron los hechos.


"Tomando en consideración lo que preliminarmente la fiscalía ha señalado, hemos involucrado una serie de pruebas (testimonial y documental) en la cual se logra determinar que es imposible que el padre haya participado de estos hechos, porque simplemente no se encontraba en el país, entre otros aspectos", aseguró Ramírez.

Además, el abogado negó que Boror Uz continúe ejerciendo labores eclesiásticas, "esperamos que se haga justicia para que pueda ser rehabilitado en cada una de sus actividades, puesto que es una persona que a lo largo de su carrera tanto como persona religiosa y en carácter personal ha sido intachable", aseguró.

Boror Uz fue capturado por la Policía Nacional Civil (PNC) el sábado 13 de abril frente a la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, ubicada en el oriente de la capital salvadoreña, donde tenía más de 30 años de estar trabajando con la comunidad católica.

Según las investigaciones, el religioso fue acusado el año pasado de haber abusado a una niña que formaba parte del coro de la parroquia donde el hombre estaba designado.