El Salvador tiene dinámicas internas que alteran el valor de su riesgo país.

Economía

Riesgo país se aleja del promedio de la región

José A. Barrera

lunes 21, junio 2021 • 4:15 am

Compartir

El riesgo país de El Salvador, medido por el Indicador de Bonos de Mercados Emergentes (EMBI) de la firma JPMorgan Chase, es el más alto de los cinco países centroamericanos.

Hasta el jueves 17 de junio, dicho indicador se mantenía en 6.99 %, tras alcanzar 7.25 % el pasado miércoles.

Jorge Hasbún, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal), dijo que esta es una señal de alerta, pero matiza que aún se está lejos de los valores máximos alcanzados en 2020 cuando se dio una alteración en todos los países.

“Si bien estamos en niveles por debajo de marzo-mayo de 2020, en donde el EMBI rozó los 10 puntos (tras la declaratoria de cuarentena), podemos ver que aún nos encontramos en un nivel alto en comparación a la región y que a diferencia de los otros países que han mostrado bastante nivel de estabilidad, el nuestro está presentando bastante volatilidad y en los últimos días (tendencia) al alza”, remarcó el empresario,

El riesgo de la deuda local es  tres veces mayor al de Guatemala (2.28 %) y casi cinco veces que el de Panamá (1.64 %) al 17 de junio.

JPMorgan Chase mide el desempeño del riesgo desde Guatemala hasta Panamá, con la excepción de Nicaragua que no está incluida en dicho instrumento.


Panamá es el país con el menor riesgo y se ha mantenido estable en lo que va de 2021 entre el 1.40 % y 1.80 %, mientras que Guatemala se mantiene oscilando en la banda del 2.30 % y 2.70 %.

El EMBI se calcula a partir del comportamiento de la deuda externa de cada país y mientras más incertidumbre hay sobre la capacidad de pago de esas el valor del indicador es más alto.

El instrumento es una referencia de cuánto podría alcanzar el interés de emisiones, al que se debe sumar el valor de la tasa de los bonos del tesoro de Estados Unidos en vigor, que para el caso de El Salvador serían actualmente de más del 9 %.

De las emisiones activas,  la tasa de interés más baja alcanzada es la del Eurobono 2025 (lanzado en 2012 por $800 millones) es de

5.875 %, mientras que la ultima (por $1,000 millones) hecha el año pasado llegó hasta el 9.50 % debido a que se hizo en lo más agudo de la crisis económica por la pandemia.

El dato

Los bonos más riesgosos pagan un interés más alto. Esto implica que el mayor rendimiento que tiene un bono es la compensación por existir un probable incumplimiento.