La probabilidad de formación de la depresión tropical es del 40% en las próximas 48 horas, según el Centro Nacional de Huracanes de EEUU. / DEM

Nacionales

Riesgo de otra depresión tropical a media semana Fuertes lluvias e inundaciones podrían afectar la región centroamericana y sur de México.

Azucena Henriquez / Katia Cristales

lunes 24, agosto 2020 • 12:00 am

Compartir

Una nueva depresión tropical podría formarse a mediados de la semana en el Océano Pacífico cercano a la costa salvadoreña, advertía el domingo el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (CNH).

Según el ente especializado, un área de baja presión parece estar formando un par de cientos millas al sur-suroeste del Golfo de Tehuantepec.

“Las condiciones parecen propicias para el desarrollo adicional de este sistema,  y es probable que se forme depresión tropical a mediados de la semana mientras se mueve lentamente hacia el noroeste, cerca o en paralelo a la costa suroeste de México”, advierte el pronóstico.

Según el CNH, independientemente del desarrollo del fenómeno, es probable que haya fuertes lluvias e inundaciones repentinas en el sureste México y el norte de Centroamérica durante los próximos días. Eso incluiría a El Salvador.

La probabilidad de formación en 48 horas  es considerada media  por el CNH, un 40 %. La probabilidad de formación en cinco días  es alta, es decir un 70%.

 


Lluvias en la capital

Lluvias y tormentas de moderadas a fuerte intensidad cayeron este domingo sobre el área metropolitana de San Salvador, tal como lo había pronosticado el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), debido a la influencia de  la Tormenta Marco.

La Dirección de Protección Civil decretó alerta amarilla en 50 municipios de los departamentos: La Libertad, Usulután, La Unión, Morazán, San Salvador, San Miguel y La Paz. Protección Civil decretó alerta verde en el resto del país.

Sin embargo, al final de la tarde, las lluvias parecieron bajar de intensidad y Protección Civil informó que el nivel de los ríos Acelhuate y Arenal había bajado.  También en Apopa se reportó que el caudal del río Tomayate se encontraba en su nivel normal.

Las lluvias provocaron la obstrucción de diferentes zonas de San Salvador, como la Cima 1,2,3 y 4, donde los árboles caídos y el lodo evitaba la libre circulación de los habitantes de la zona.