Editorial

miércoles 16, mayo 2018 • 12:00 am

Reuniones de concejo se han transparentado

Compartir

Por primera vez en la historia, el Concejo Municipal de San Salvador transmitió en directo sus sesiones, un hecho que abona a la transparencia y abandona la política de opacidad que caracterizaba a la administración anterior.

El público puede ver las discusiones que se producen ante las propuestas que llegan a la agenda del concejo y los capitalinos pueden analizar los proyectos que convienen o no. Ayer por ejemplo, se discutió públicamente una contratación y el alcalde negaba cualquier intención de aumentarse el salario.

De la misma manera debería hacerse con cada movimiento financiero de la comuna, priorizar recursos y convertirse en un referente de transparencia. También debería hacerse así a la hora de negociar el traslado de ventas o los acuerdos con sindicatos.

Hay que mostrar también con claridad el verdadero estado de las finanzas municipales, el nivel de endeudamiento heredado es terrible y la forma cómo se han atrados los pagos a los proveedores. Hay que revisar todas esas contrataciones onerosas como la del mercado Cuscatlán. En palabras del alcalde Muy­shondt, un mercado que se pudo haber comprado en $10 millones, comprometió fondos de la comuna a 25 años, por $27 millones. Claramente lesivo a los intereses de los habitantes de San Salvador.