Editorial

sábado 17, noviembre 2018 • 12:00 am

Resultados PAES, el síntoma de una educación enferma

Compartir

Cada cinco años escuchamos el mis­mo discurso de los candidatos presidenciales prometiendo poner la educación como prioridad. A menu­do los enfoques son los mismos, pero el problema es que no los ponen en práctica y los resultados están a la vista cada año, cuando por estas fechas se entregan los resultados de la PAES.

Como todos los años que se ha puesto en práctica, los bachilleres nuevamente reprobaron la PAES, subieron unas décimas en el promedio general, pero esencialmente persisten las deficiencias en Ciencias y Matemáticas, las materias del futuro en este mundo cada vez más demandante.

Es llamativo el resultado positivo del departamento de La Unión, lo que ahí se está haciendo en materia educativa debería replicarse en todo el país. Ya desde el año pasado, varios de sus institutos destacaban entre los mejores promedios.

La educación, ciertamente, debe ser una prioridad para el Estado, para la sociedad salvadoreña; el próximo Gobierno debería ponerlo en el centro de su estrategia de desarrollo y convertirla en un proyecto sostenible y duradero, para que las futuras generaciones superen este terrible bache que llevamos sufriendo por décadas y que hoy nos demanda mejorar en este mundo de constantes transformaciones tecnológicas.