Saca fue trasladado hoy a la audiencia preliminar, pero esta fue suspendida por incomparecencia de Gerardo Balzaretti. / Jaime López.

Nacionales

Reprograman audiencia contra expresidente Saca y dos empresarios por desvío de fondos de Taiwán La diligencia se reanudará el próximo miércoles

Jaime López

lunes 23, agosto 2021 • 11:09 am

Compartir

La audiencia preliminar por el desvío de fondos enviados por Taiwán fue suspendida por la incomparecencia de Gerardo Balzaretti, tras justificar su estado de salud y el riesgo que correría.

Además, en este caso es procesado el expresidente Elías Antonio Saca y Juan Wright Castro, todos acusados de supuestamente lavar $10 millones que Taiwán donó a El Salvador, entre octubre del año 2003 y abril del 2004, para la ejecución de cuatro proyectos.

La diligencia fue reprogramada para el miércoles 25 de agosto, que se hará de forma virtual para Balzaretti y el expresidente Saca, tras solicitarlo a la jueza Segundo de Instrucción quien dirige el proceso.

Lea también: Fiscalía allana sede de Arena tras embargo por desvío de fondos de caso Taiwán

Saca a cuarentena

El expresidente Antonio Saca manifestó que debido a la pandemia del coronavirus, las medidas de seguridad se han extremado en el penal de Mariona donde guardan detención más de 10,000 reos y las salidas a audiencias se complican.

A eso se suma que se ha iniciado el proceso de vacunación de los internos.

Dijo que por haber salido del penal deberá ser sometido a cuarentena o mantenerse aislado para salvaguardar la salud de los demás prisioneros.

Saca guarda arresto en el penal La Esperanza, conocido como Mariona, después de confesar que desvío $301 millones de la cuenta Subsidiaria del Tesoro Público, de Casa Presidencial, a cuentas de terceros hasta llegar a cuentas personales. Fue condenado a 10 años por peculado y lavado de dinero.

La Fiscalía manifestó que este lunes se realizaría la audiencia preliminar contra los tres imputados, en la que pediría el sobreseimiento definitivo para los tres, tras haber prescrito la acción penal; según el Código Penal de 1998, los ilícitos como este caducan a los diez años.

El fiscal del caso negó que la interrupción penal vaya impedir la recuperación de los $10 millones por la vía civil ya que para la responsabilidad civil no hay prescripción.