Política

Representante de EE.UU. habló con ministro sobre "vital papel apolítico" de la FAES en El Salvador

Yolanda Magaña

jueves 18, febrero 2021 • 6:30 am

Compartir

El encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador, Brendan O'Brien, se reunió con el ministro de la Defensa Nacional, René Merino Monroy, con quien conversó sobre "el vital papel apolítico" de las Fuerzas Armadas en las elecciones de El Salvador.

La reunión y el tema de esta fue dada a conocer por el representante diplomático estadounidense en Twitter con una fotografía.

"Me reuní con el ministro de @DefensaSV para agradecerle la excelente cooperación en temas de seguridad y hablar sobre el vital papel apolítico de las fuerzas armadas en la #ElecciónSV", escribió.

El 9 de febrero de 2020, elementos de la Fuerza Armada en El Salvador ingresaron al Salón Azul de la Asamblea Legislativa junto al presidente de la República, Nayib Bukele, quien dio por iniciada una sesión plenaria legislativa convocada por su Consejo de Ministros.

Esa convocatoria fue declarada inconstitucional.


Embajadores de diferentes países y organizaciones internacionales condenaron el hecho; congresistas demócratas y republicanos manifestaron preocupaciones al presidente.

Un partido político, el FMLN, solicitó el 9 de febrero de 2021 que se retome la investigación del la irrupción militar y se evalúe la destitución de presidente Nayib Bukele, algo que -junto a una solicitud de un diputado de declaración de incapacidad mental- ha sido considerado como intento de golpe de Estado por el mandatario.

El lunes, el gobernante salvadoreño dijo, en un acto de incorporación de 1,000 elementos de la Fuerza Armada al Plan Control Territorial, que desconfía del Tribunal Supremo Electoral (TSE), hecho criticado por un magistrado del TSE y el secretario general del FMLN.

Los salvadoreños elegirán, el próximo domingo 28 de febrero, Asamblea Legislativa para el periodo 2021-2024, representación del Parlamento Centroamericano y 262 concejos municipales.

La campaña ha tenido un costo de $7 millones en todos los medios de comunicación, liderada por el partido Nuevas Ideas, que desde noviembre acumula una campaña valorada en $5.2 millones. La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) ha calificado la campaña de convulsionada.