Juan Lorenzo Holmann, gerente general de La Prensa escoltado por policías el pasado 13 de agosto. Foto: La Prensa

El Mundo

Reporteros Sin Fronteras pide liberación inmediata de gerente de La Prensa de Nicaragua Juan Lorenzo Holmann fue informado que debía ir a firmar unos documentos a una dependencia judicial pero lleva detenido desde el sábado, ha denunciado el medio..

Alexander Pineda

miércoles 18, agosto 2021 • 5:01 pm

Compartir

La organización internacional Reporteros Sin Fronteras pidió este miércoles la liberación inmediata de Juan Lorenzo Holmann, gerente general de Diario La Prensa de Nicaragua, quien fue detenido tras un procedimiento policial en las oficinas del periódico, en el que mantuvieron durante varias horas retenidos e incomunicados a los trabajadores.

Holmann fue detenido la madrugada del sábado 14 agosto, según relata La Prensa en una nota periodística, tras varias horas de retención en las instalaciones del periódico que había sido intervenido por la policía el día anterior.

Según La Prensa, Holmann salió del lugar a eso de las 3 de la madrugada en su vehículo pero escoltado por la policía, le habían dicho que debía ir a firmar unos documentos a la Dirección de Auxilio Judicial, adonde se encontraría detenido desde entonces, bajo supuestas acusaciones de defraudación aduanera y lavado de dinero y activos..

De cara a las elecciones presidenciales de noviembre de 2021, Daniel Ortega está reforzando su arsenal de censura y emprendiendo procesos judiciales abusivos contra todos sus oponentes, y en particular contra los medios independientes". Emmanuel Colombié, director de la oficina de RSF en América Latina, citado en un comunicado.

RSF exhortó a las autoridades nicaragüenses a dejar de “obstruir de manera sistemática y escandalosa la labor informativa de los trabajadores de ‘La Prensa’”.

Además expuso que desde principios de 2021 el equipo de La Prensa "vive una pesadilla", por el hostigamiento gubernamental y recordó que al menos una veintena de medios de comunicación han cerrado a lo largo de los gobiernos orteguistas desde 2007, debido a “la confiscación de materiales o de cierres forzosos".