Las entrevistas para una solicitud de renovación de visa que ya fueron rechazadas, bajo la sección 221-G, no serán solicitadas. /Foto: Archivo DEM.

Nacionales

Renovaciones de visa rechazadas por falta de documentos no pasarían por entrevista El experto migratorio alertó de un nuevo "muro cibernético" para entrar a Estados Unidos, por el cruce de información en línea.

Gabriela Villarroel

jueves 25, marzo 2021 • 10:10 am

Compartir

El director ejecutivo de SOS Inmigración, Reynaldo Alvergue, informó hoy que los solicitantes de visa rechazados por falta de documentos, específicamente de la categoría 221-G, no necesitarán hacer una nueva entrevista para renovar este documento.

Sin embargo, alertó que el proceso será un nuevo "muro cibernético" para impedir la entrada de personas que utilizaron mal sus permisos o están en conflicto con la ley.

En una entrevista con Telecorporación Salvadoreña (TCS), Alvergue indicó que todos los solicitantes de visa de no inmigrante que fueron rechazados bajo la sección 221 G -es decir, por falta de información o documentos- podrán enviarlos por correo hasta el próximo 31 de diciembre de 2021, sin necesidad de una nueva entrevista.

Si tengo una visa vigente y no han pasado 24 meses, puedo solo solicitarla. Esto es solo para los que se les había vencido la visa. A los que se les vencerá la visa de aquí a diciembre solo llegan y mandan su pasaporte. Aquellos que por la pandemia se les venció la visa hace dos, tres, cuatro; van a poder gozar de esto". Reynaldo Alvergue, director ejecutivo SOS Inmigración.

Según el sitio ustraveldocs.com, que alerta de todas las nuevas disposiciones del gobierno estadounidense para la entrada de viajeros; el Departamento de Seguridad Nacional amplió "temporalmente la capacidad de los funcionarios consulares para dejar pasar el requisito de entrevista en persona" para quienes solicitaron una visa de no inmigrante, en la categoría 221-G.

Según Alvergue, esta disposición responde a que las autoridades migratorias "quieren descongestionar para que la gente no esté llegando a la Embajada por una situación que se puede dar por correo, y exponerse al contagio de covid-19. Esto les facilita el poder tener mayor fluidez a la hora de hacer las renovaciones y a la gente le ahorra la entrevista", explicó.


Hasta ahora, solo los solicitantes cuya visa de no inmigrante vencía dentro de los 24 meses siguientes eran elegibles para una exención de entrevista; pero este plazo se amplió a 48 meses, y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2021.

Esto permitirá que los oficiales consulares continúen procesando algunas solicitudes de visa de no inmigrante,  mientras se limita el número de solicitantes que deben presentarse en una sección consular, reduciendo así el riesgo de transmisión de covid-19.

Un nuevo "muro cibernético"

Aunque las solicitudes para renovar este tipo de documentos sin entrevista harán más expedito el proceso, también conllevan el riesgo de estrellarse contra un nuevo "muro cibernético", explicó el experto migratorio.

Según Alvergue, "aquellos que tengan un mal récord o no usaron su visa correctamente porque se quedaron más de 90 días y no fueron a renovar; a toda esa gente sí la mandarán a llamar".

Actualmente, dijo, incluso se están revocando visas cuando las personas van al courier de un aeropuerto para recoger sus pasaportes. Esto afecta a personas que tienen problemas con la ley, enfrentan demandas, o han abusado de sus permisos.

Ya no se trata de un muro físico, ahora también hay un muro cibernético. Es un muro tecnológico donde están cruzando información (...) Se están dando cuenta cuando llegan a querer abordar. El hecho de que usted tenga una visa estampada no quiere decir que lo van a dejar entrar" explicó Alvergue.

Además, ahora se incluye a familiares como impedimento para renovar el documento. "Si usted fue con su grupo familiar hace cinco años y uno se quedó en Estados Unidos de manera ilegal, todos se quedan sin visa", agregó.