El sistema bancario pagó el 40.4 % de las remesas y otras empresas pagadoras liquidaron el 57.4 %. / DEM

Economía

Remesas llegaron a $805.5 millones en febrero pasado

Redacción Economía

sábado 16, marzo 2019 • 12:00 am

Compartir

El Salvador recibió más de $800 millones en remesas durante los primeros dos meses de este año, informó ayer el Banco Central de Reserva (BCR).

Entre enero y febrero, la economía nacional percibió $805.5 millones enviados por salvadoreños residentes en el extranjero. Este monto fue 4 % superior ($30.9 millones más) al registrado en el mismo periodo de 2017.

Si no se toman en cuenta las recargas de celular pagadas en el exterior,  las operaciones por remesas familiares crecieron 5.2% anual en el primer bimestre del año.

“Solo en febrero se captaron $404.9 millones equivalentes a 1.8 millones de operaciones de remesas, incluyendo recargas a móviles”, indicó la fuente oficial en un comunicado.

 

Empleo beneficia a las remesas


Aunque El Salvador recibió remesas familiares de 119 países, el principal remitente fue Estados Unidos. Los datos del BCR indican que de ese país se recibieron $763.4 millones, el 94.8 % del total.

Le siguió Canadá con $7.3 millones (0.9%). De la región centroamericana y de la Unión Europea ingresaron $2.7 (0.3 %) y $8.8 millones (1.1 %), respectivamente.

Por su amplia participación en el envío de remesas, el desempeño laboral de Estados Unidos es uno de los factores que más influyen en este flujo de ingresos.

La tasa de desempleo total de Estados Unidos llegó a 3.8 % en febrero, con una reducción de veinte puntos base respecto al mes anterior. En tanto, la tasa de desempleo hispano pasó de 4.9 % en enero a 4.3% en febrero 2019, indicó la fuente oficial.

Esta reducción permitió que otros países centroamericanos percibieran incrementos en sus flujos de remesas, como Guatemala, donde crecieron 9 %; y Honduras, que reportó 10.2 % más.

El Banco Central también destacó que todos los departamentos percibieron aumentos en la recepción de remesas familiares.

Los cinco principales departamentos receptores de remesas familiares fueron San Salvador, que absorbió el 20.4% del total de remesas del país.

También San Miguel (12%), La Unión y Santa Ana, con 8.1% cada uno, y La Libertad con 8 %. Entre los que reciben menos remesas están los departamentos de San Vicente (3.4 %) y Cuscatlán (2.4 %).