En la unidad de hemodiálisis se atienden niños de diferentes edades. / Diego García

Nacionales

Reinauguran la unidad de hemodiálisis

Roxana Lemus

viernes 21, septiembre 2018 • 12:00 am

Compartir

Impulsados por el deseo de apoyar a niños con problemas renales, la Fundación Fourteen Angel’s El Salvador y la Fundación Contra la Insuficiencia Renal Crónica (Funcir) reinauguraron ayer la unidad de hemodiálisis del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom, luego de remodelar las instalaciones de la misma.

La remodelación consistió en la demolición de pisos, cambio de tuberías de aguas negras, demolición y construcción de paredes, colocación de pisos con porcelanito y cielo falso, y la construcción de un área de enfermería. Adicionalmente, también se diseñó y acondicionó una sala de hemodiálisis provisional, mientras se ejecutaban los trabajos de remodelación. La inversión es de $39,421.31.

La unidad de hemodiálisis realiza 295 sesiones de hemodiálisis al mes y los beneficiados son niños cuyas edades oscilan entre los seis y 18 años. Con la remodelación, el departamento de nefrología del Hospital Bloom podrá brindar una atención de mejor calidad a los pacientes.

“Se hizo una remodelación gracias a la ayuda que nosotros recibimos de diferentes personas. Fourteen Angel’s ha realizado esto (la remodelación de las instalaciones) y venimos ahora cinco personas (de la fundación) para hablar y conocer a muchos padres de familia de los niños que reciben sus tratamientos”, dijo Flor Meléndez, presidenta de la Fundación Fourteen Angel’s El Salvador.

La unidad de hemodiálisis atiende, aproximadamente, a 30 niños con insuficiencia renal crónica en etapa cinco, es decir, infantes “que necesitan sustituir el riñón que no funciona por riñón artificial, que en este caso es la diálisis”, explicó la nefróloga y pediatra, Ana Elizabeth Cañas.

Según la galena, mensualmente el hospital Bloom atiende entre cinco y diez casos nuevos de enfermedad renal crónica de los infantes.

Debido a la necesidad existente, la Fundación Fourteen Angel’s apoya mensualmente a la unidad de hemodiálisis porque, de acuerdo con Meléndez, los niños que necesitan más ayuda son los que llegan al departamento de Nefrología.