El Mundo

Regresa a Nicaragua Lesther Alemán, líder universitario que exigió la rendición a Ortega Alemán estuvo un año exiliado en Estados Unidos.

Redacción WEB / Agencias / La Prensa de Nicaragua

lunes 7, octubre 2019 • 9:24 am

Compartir

Luego de permanecer un año exiliado en Estados Unidos, el dirigente universitario Lesther Alemán retornó a Nicaragua este lunes.

Tras su arribo al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino procedente de Costa Rica, donde radican miles de nicaragüenses que huyeron de la represión, Alemán declaró que está de regresó "por el amor de Nicaragua", pese a asegurar que tiene claro que no existen condiciones de seguridad en el país, informó el periódico La Prensa de Nicaragua.

"Sabemos que Nicaragua no está normal porque aún hay presos políticos, porque la represión sigue día a día", expresó.

Alemán fue el estudiante que encaró al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, durante la instalación de la primera versión del Diálogo Nacional entre el gobierno y los opositores, en mayo del año pasado.

En esa ocasión, le exigió a Ortega el cese de la represión a las protestas. "Ríndase ante todo este pueblo", le dijo.


PUEDE LEER: Lesther Alemán: un héroe entre los jóvenes que protestan en Nicaragua

El líder estudiantil explicó que regresa a Nicaragua a tomar su lugar "en los espacios donde estaba". A la vez, manifestó que su retorno no debe ser visto como un llamado a otros exiliados para que regresen ya que, insiste, el país no ofrece las garantías de seguridad necesarias.

"Aquel que pretenda regresar contará con nuestro apoyo, y el que también decida no regresar también tiene el respeto y el apoyo de todos nosotros porque condiciones no hay", dijo Alemán.

PUEDE LEER: Resistencia en las calles de Nicaragua va a continuar, dice líder estudiantil

Sobre el escenario actual del país centroamericano, añade que la única salida a la crisis que viven pasa por la negociación, e instó a la oposición a permanecer unidos.

"Venimos a luchar por el cambio de Nicaragua, si eso tiene que pasar por un cambio de régimen, tiene que pasar (...) Mi lucha siempre estaba acá, yo vuelvo a Nicaragua para luchar", sentenció.

La represión a las protestas el año pasado obligó a casi 70,000 personas a salir al exilio y dejó al menos 325 muertos, según organismos humanitarios.