El presidente del COSEP fue detenido, junto a su conductor, tras una convocatoria irregular de la Fiscalía. /Cortesía.

El Mundo

Régimen de Ortega detiene al máximo líder empresarial de Nicaragua en víspera de elecciones

Gabriela Villarroel

jueves 21, octubre 2021 • 10:58 am

Compartir

 

La Policía del régimen nicaragüense capturó este jueves al presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), Michael Healy, según informó El Confidencial.

Según reportó el medio digital, dos fuentes del gremio empresarial confirmaron la captura, que habría sido "con lujo de violencia", pero pidieron resguardar su identidad por temor a represalias.

La captura se dio en medio de la vía pública, minutos después que el presidente del COSEP regresaba de una citatoria de la Fiscalía, que fue cancelada. En ese momento, fue interceptado por la Policía y secuestrado junto a su conductor, identificado como Wilber Alvarado Molina.

La Policía orteguista también allanó su vivienda en la Residencial Las Colinas con una decena de agentes. Este tipo de operativos son recurretentes tras las capturas de las decenas de opositores de Ortega, pero también entre periodistas, líderes sociales, empresariales y estudiantiles.

Healy es también ciudadano estadounidense. Según reporta el Confidencial, el líder empresarial podría haber buscado refugio en la embajada de los Estados Unidos, por lo que se presume que la fallida cita al Ministerio Público ─que duró a penas 10 minutos─, era para detenerlo antes de que buscara apoyo.


Después de su captura, la cúpula empresarial emitió un comunicado para denunciar que Healy "fue detenido arbitrariamente por la Policía Nacional hoy a las 9:00 am".

Estas acciones que violentan los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política de Nicaragua, deben cesar a lo inmediato”. COSEP, Nicaragua.

La Organización de Estados Americanos (OEA) exigió ayer a Nicaragua la puesta en libertad de los candidatos a las elecciones presidenciales del cercano 7 de noviembre, así como del resto de presos políticos.

Tras una última reunión de su Consejo Permanente, la OEA expresó su "alarma" por las conclusiones de Naciones Unidas en un informe del pasado septiembre sobre la situación en Nicaragua, en el que se denuncian "detenciones arbitrarias" de dirigentes políticos y de la sociedad civil, de periodistas, o empresarios; así como la cancelación de otros dos partidos, lo que hace cada vez más difícil a la oposición presentarse a las próximas elecciones.

En los últimos meses, 37 opositores han sido detenidos en Nicaragua, incluidos siete aspirantes a la presidencia para las elecciones del 7 de noviembre, donde Ortega, en el poder desde 2007, aspira a un cuarto mandato consecutivo.