No salimos de una problema para entrar a otro, le economía del país está en dificultades, la deuda soberana de El Salvador, según datos del BCR, desde que el presidente Bukele llegó a CAPRES en junio de 2019, ha aumentado alrededor de un 30 % del PIB y si se estima que la producción del país ronda los $27,000 millones, eso significa que todos estos préstamos equivalen hoy al 100.68 % del Producto Interno Bruto, es decir que todo el dinero que El Salvador genera en un año, se usaría para pagar la deuda pública, lo que implica que estamos altamente sobregirados y sin ningún panorama alentador en materia económica.

Opinión

Reformas constitucionales a ultranza de la presidencia Si nosotros no somos capaces de unirnos y defender los valores democráticos, no andemos anhelando que otros países vengan ayudarnos

Jaime Ramírez Ortega / Consultor legal y de negocios @Jaime_RO74

martes 24, agosto 2021 • 12:00 am

Compartir

No salimos de una problema para entrar a otro, le economía del país está en dificultades, la deuda soberana de El Salvador, según datos del BCR, desde que el presidente Bukele llegó a CAPRES en junio de 2019, ha aumentado alrededor de un 30 % del PIB y si se estima que la producción del país ronda los $27,000 millones, eso significa que todos estos préstamos equivalen hoy al 100.68 % del Producto Interno Bruto, es decir que todo el dinero que El Salvador genera en un año, se usaría para pagar la deuda pública, lo que implica que estamos altamente sobregirados y sin ningún panorama alentador en materia económica.

Ahora bien para algunas calificadoras como Moody’s, han considerado que después de la salida de El Salvador de la CICIES, la destitución del Fiscal y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia  y la aprobación exprés de la Ley del Bitcóin, todo ello ha provocado que el acuerdo con el FMI haya quedado “congelado” De manera que las alertas de las calificadoras de riesgo sobre el rumbo fiscal que está tomando El Salvador, es peligroso,  por ello Moody’s, rebajó la nota soberana de El Salvador de Ba3 a Caa1 , que es considerada como “bonos basura” es decir con alta probabilidad de impago.

La definición de la calificadora es que las emisiones con esa nota son: “especulativas con mala reputación y están sujetas a un riesgo crediticio muy alto” pero cuando creíamos que la situación no podía empeorar mas, surge un nuevo problema que vuelve a impactar las calificaciones fiscales, de gobernabilidad, y democracia del país, ya que al plantear las reformas a la Constitución en un contexto de indefinición tal, en la que los que detentan el poder se reservan de forma exclusiva el diseño del texto, sin consultar con la academia o juristas en materia constitucional, indudablemente deja entre dicho la objetividad del documento.

Por ejemplo nadie desconoce que un 43% de la población es cristiano evangélico, y un 55% es cristiano católico, de manera que la mayoría de salvadoreños tienen bien arraigados sus principios de fe, no obstante a ello fueron ignorados en sus aportes por el equipo ad hoc, dado que en la reforma planteadas, desde cualquier punto de vista que se vean, abren la puerta  para la despenalización del aborto, los matrimonios entre personas del mismo sexo, proponen la restrictibilidad  de la libertad de culto, utilizando la objeción de conciencia y la ortotanasia, como le gusta llamarlo al equipo ad hoc, el ponerle fin a la vida.

Estoy seguro que ningún cristiano, por mucho que haya apoyado en las ultimas dos elecciones al presidente Bukele, puede estar de acuerdo con estas reformas que impulsarán en la Asamblea Legislativa. No pretendamos que otros países vengan a intervenir ante las flagrantes violaciones a los principios democráticos, donde sistemáticamente se ha venido desbaratando la información pública, la rendición de cuentas, la transparencia,  la separación de poderes, la independencia judicial y ahora desde una nueva Constitución quieren imponer los matrimonios igualitarios y el aborto, contrario a la naturaleza que Dios creó.

Si nosotros no somos capaces de unirnos y  defender los valores democráticos, no andemos anhelando que otros países vengan ayudarnos. El Salvador convoca ahora a sus mejores hijos e hijas, para que defiendan la vida, la familia entre un hombre y una mujer nacidos así y la republica, de lo contrario en unos años se verán los efectos devastadores de haber depositado tanto poder en la figura de una sola persona, digo lo anterior porque en las reformas pretenden autorizar grupos armados (art 7). De modo que nada impedirá a este gobierno crear movimientos armados para amedrentar a todo aquel ciudadano que disienta con ellos.


Pero lo más peligroso, es la reforma sutil a dos clausulas pétreas, aunque mantienen el sistema de gobierno representativo, lo modifican al introducir la democracia participativa en la que se reconoce el plebiscito y el referéndum (art 83-84), contrario a la democracia representativa,  que dicho sea de paso  en el plebiscito puede caber todo lo que se les ocurra a los que detentan el poder, como el caso de construir candidaturas presidenciales oficialistas como un  medio de partido único, hasta mantener en el poder a la misma persona, dado que nada les detendrá.