Política

Reforman ley de inmunidad por covid-19: ¿qué demandas evitará según los diputados? Portillo Cuadra advierte que pacientes siempre podrán demandar. Asamblea no tuvo votos suficientes para derogar Ley Alabí.

Susana Peñate

miércoles 20, octubre 2021 • 4:20 pm

Compartir

La Asamblea Legislativa reformó con 61 votos la Ley para el Uso de Productos para Tratamientos Médicos en Situaciones Excepcionales de Salud Pública ocasionadas por la pandemia Covid-19, para que no tengan inmunidad administrativa y penal delitos relacionados a corrupción.

Hubo dos abstenciones y tres votos en contra.

La ley otorga a proveedores de servicios de salud inmunidad ante demandas y denuncias judiciales o administrativas, y exime de cualquier responsabilidad civil, penal o comercial u obligación de indemnización por administrar un producto o servicio médicos dentro del contexto de una situación excepcional de salud pública.

La reforma consiste en incorporar un inciso al artículo 4 de la ley:

La inmunidad otorgada por el presente artículo no se extiende a ningún acto de fraude, soborno, corrupción, robo, falsificación o piratería, tráfico de bienes robados o actividad delictiva similar, derivada de la prestación de cualquier producto o servicio relacionado con la situación de la salud pública causada por la pandemia del covid-19, a cual se refiere este artículo”. Disposición agregada al artículo 4 de la Ley Alabí.


La oposición llama “Ley Alabí” porque beneficiaría compras irregulares en el marco de la pandemia.

El diputado Caleb Navarro, de Nuevas Ideas, afirmó que “hay que legislar para que puedan adquirirse este tipo de medicamentos y que es una exigencia legal” .

“Esto tiene que ver compras de medicamentos y específicamente con compras de las vacunas”, dijo el diputado Jorge Castro, de Nuevas Ideas.

Para casos de mala praxis, dice Nuevas Ideas

El diputado Edwin Serpas, de la bancada cyan, aseguró que la iniciativa pretende evitar demandas por casos de mala praxis.

El espíritu de esta ley está dado a darle inmunidad al personal médico, enfermeras que están al frente tratando pacientes en los hospitales, en UCI y en las unidades de salud y en el área comunitaria con la prevención, con la administración de la vacuna. Esta inmunidad está dada para protegerlos de cualquier demanda por una mala praxis”. Edwin Serpas, de Nuevas Ideas.

Serpas, quien es médico, agregó que se está protegiendo al personal de salud  de otro "estrés agregado que vayan a sufrir una demanda por una mala praxis, por un medicamento que se administra, por una enfermedad nueva desconocida”.

Por efectos secundarios de medicamentos

El diputado Rodil Ayala, de Nuevas Ideas, aseguró que todos los medicamentos que se utilizan para tratar enfermedades “siempre tienen efectos secundarios”, aún con investigación científica, por lo que los tratamientos y vacunas contra el covid-19 no estarían exentos de eso.

Pero no lo sabemos. Por eso es que se hizo estas medidas y no solo en El Salvador, estas medidas fueron adoptadas por los sistemas de salud de todos los países, porque no sabíamos si iban a dar efecto o no en un momento dado”. Rodil Ayala, diputado de Nuevas Ideas.

 

Intentan derogarla: solo 16 votos

El diputado de Nuestro Tiempo, John Wright Sol, considera positiva la reforma. No obstante, es de la idea que esa ley debe ser derogada completamente y que no debió ser aprobada.

Wright Sol solicitó la dispensa de trámite para derogar la ley: solo 16 votos del pleno.

Se sospechaba que al final la ley no solo podía utilizarse para agilizar trámites para la compra de insumos contra la pandemia, sino ocultar, blindar y dar inmunidad a todos los procesos que tienen que ver con el manejo de la misma”. John Wright, diputado de Nuevas Ideas.

 

Una reforma por presión

La diputada Dina Argueta, del FMLN, consideró que la reforma obedece a la presión hacia el gobierno para obtener financiamientos.

Criticó que desde el primer momento que se conoció en el pleno “es una ley que blinda a funcionarios en el marco de la pandemia señalados grandemente por procesos de corrupción” y que es la "institucionalización de la corrupción".

Aseguró que a lo que “menos hace referencia la ley” es a la protección del personal de salud.

La diputada Claudia Ortiz, de Vamos, consideró que la reforma no resuelve el problema.

Que es una amnistía a las irregularidades, a los abusos, a la corrupción que sucedió durante el momento de la emergencia sanitaria”. Claudia Ortiz, diputada de Vamos.

 

Pacientes pueden demandar en caso de daños, dice Arena

Por su parte, René Portillo Cuadra (Arena) aseguró que las leyes salvadoreñas siempre plantean "la posibilidad de resarcimiento de los daños de las personas que se puedan sentir lesionadas con los servicios médicos". Ante lo cual el diputado Guillermo Gallegos (Gana) lamentó que estuviera "incitando" a las demandas.

Muy mal estar incitando que vayan a demandar a médicos y personal de salud. No busca inmunidad, sino protección. Guillermo Gallegos, diputado de Gana.

 

Este tipo de reclamos se dirigen directamente al Estado, eso es lo que se plantea la ley. Que al diputado le guste o no, ese es problema de él, pero lo que la ley plantea es eso. René Portillo Cuadra, diputado de Arena.

 

¿Qué dice la ley de inmunidad, conocida como ley Alabí?

"Art. 4.- Las siguientes personas o entidades que operan en el sector de la salud gozarán de inmunidad ante demandas y denuncias judiciales o administrativas, así como estarán exentas de cualquier responsabilidad civil, penal o comercial u obligación de indemnizar que surja por, o que esté relacionada con cualquier producto o servicio para tratamientos médicos o con su desarrollo, administración o uso, dentro del contexto de una situación excepcional de salud pública ocasionada por la Pandemia COVID-19:

a) Proveedores de servicios en salud tales como médicos, farmacéuticos, enfermeras, organizaciones hospitalarias, y los que trabajan en el sector de la salud, en la medida en que tales proveedores utilicen el producto para tratamientos médicos de acuerdo con las solicitudes que estén autorizadas legalmente.

b) El fabricante, el titular de la autorización de comercialización y/o el distribuidor del producto o servicio para tratamientos médicos, ya sea nacional o extranjero."