Los hermanos Hugo y Arturo Tona recibieron el galardón, acompañados de sus hijos Hugo Edgardo, Rodrigo y Arturo Tona. / Wilson Urbina

Economía

Reconocen la historia de éxito de Termoencogibles

Redacción Economía

jueves 26, julio 2018 • 12:00 am

Compartir

La empresa de la industria plástica Termoencogibles se convirtió la noche de este martes en el cuadragésimo galardonado con la Palma de Oro, el máximo reconocimiento que otorga la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) desde 1972.

El galardón fue recibido por los hermanos Hugo y Arturo Tona, fundadores de la empresa, acompañados de sus hijos Hugo Edgardo, Arturo Alfredo y Rodrigo Tona.

“A fuerza de muchos sacrificios, arduo trabajo y una inquebrantable voluntad, estos visionarios, y quienes siguieron sus huellas, han demostrado a propios y extraños que la empresa privada salvadoreña es pujante, vigorosa, inteligente y solidaria”, afirmó Javier Steiner, presidente de la Camarasal.

Rodrigo Tona, gerente general de Termoencogibles, instó a dejar a un lado la polarización y trabajar por el desarrollo del país. / Wilson Urbina

La historia de Termoencogibles empezó a escribirse hace casi 50 años, en 1970, y desde sus inicios estuvo marcada por la innovación. Una máquina para producir películas de PVC fue el primer equipo que adquirió la empresa y el que inspiró su nombre, pues dicho material se retraía con el calor. Hoy en día, con sus más de 2,000 empleos y plantas de producción en República Dominicana y Vietnam, lidera la industria plástica nacional amigable con el medio ambiente.

El gerente general de la empresa, Rodrigo Tona, destacó durante su discurso que en 2017 instalaron la planta de reciclaje de plástico flexible más grande y moderna de la región, “la primera de este tipo de tecnología en América Latina”.


Además, reciclaron y reutilizaron más de 14,000 toneladas de empaques plásticos, que equivalieron a 22,000 millones de bolsas plásticas.

“Hemos logrado sustituir el 50 % de materia prima virgen por material reciclado de nuestras líneas de productos de consumo masivo y seguiremos usando tecnología y creando encadenamientos productivos para alcanzar nuestro objetivo de convertirnos en la primera empresa que opera 100 % bajo un modelo de economía circular”, señaló.

Rodrigo Tona, gerente general de Termoencogibles, conversa con la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes. / Wilson Urbina