Deportes

Real Madrid continúa líder tras empate sin goles ante el Villarreal Real Madrid y Villarreal empataron (0-0) en un trepidante y muy exigente encuentro que tuvo una parte para cada equipo.

Redacción Deportes

sábado 25, septiembre 2021 • 3:41 pm

Compartir

El Real Madrid no consiguió aprovechar la derrota del Atlético ante el Alavés, aunque sigue líder tras empatar ante un Villarreal que también continúa invicto en La Liga. El partido tuvo dos caras, con la primera parte para los amarillos y el segundo para los blancos. El plan de Emery sorprendió a un Ancelotti que no dio con la tecla como en los anteriores encuentros.

Un claro penalti de Albiol a Nacho pudo decantar el duelo, pero Gil Manzano y José Luis Munuera Montero fallaron tanto en el campo con el VAR. El partido tuvo una gran exigencia física y el Villarreal hizo correr de más al Real Madrid en el primer acto. Emery demostró por qué su equipo solo lleva tres goles en contra y frenó en seco a la pareja de moda formada por Benzema y Vinicius.

Tras el descanso, el conjunto blanco mejoró, pero sin poder superar a un Rulli que tampoco tuvo paradas de mérito a pesar del empuje del Real Madrid en los últimos minutos. Al final, empate en un partidazo sin goles y con un penalti a Nacho no señalado que le costó dos puntos a un equipo de Ancelotti que pese a ello continúa líder.

El Villarreal salió valiente en el Santiago Bernabéu, pero el Real Madrid respondió con intensidad al pulso de los amarillos. La primera gran ocasión la tuvo el veloz Danjuma con un disparo cruzado que sacó Courtois a pesar de la dificultad. El belga, que está de dulce, volvió a demostrar por qué es probablemente el portero más en forma del mundo.

La sorprendente apuesta de Ancelotti por Valverde en el lateral derecho y de Nacho en el izquierdo se fundamentó rápidamente en la velocidad que el Villarreal intentaba imponer por las bandas con Danjuma y Yéremy Pino. El equipo de Emery fue superior en toda la primera parte, quitando la pelota al Real Madrid.


 

Penalti a Nacho

En el minuto 35 llegó la polémica. Un claro penalti de Albiol a Nacho por obstrucción se fue al limbo por un Gil Manzano que no tuvo el gatillo tan fácil como en Mestalla el pasado año, cuando pitó tres en contra al Real Madrid, y por un "Todo ok, José Luis" Munuera Montero en el VAR que no corrigió al colegiado.

El conjunto de Ancelotti mejoró en los últimos minutos de la primera parte y tuvo dos claras ocasiones en las botas de Asensio y Valverde. Sin embargo, el técnico italiano no lo acababa de ver claro y metió a Camavinga por Rodrygo para reforzar el centro del campo.

El Real Madrid salió a por el partido tras el descanso y Militao estuvo a punto de encontrar premio con un cabezazo al que le faltó dirección. El Villarreal no se arrugó y el ritmo del encuentro siguió siendo muy alto con oportunidades en las dos áreas. Danjuma y Pau Torres estuvieron a punto de inclinar la balanza del lado amarillo, pero uno se encontró con Courtois otra vez y el otro no llegó a empujar la pelota al fondo de la red en el segundo palo.

 

El muro amarillo

Con el paso de los minutos, el cansancio comenzó a aparecer en los dos equipos y el Villarreal ya veía con buenos ojos el empate. El Real Madrid jugó entonces la mayoría del tiempo en campo contrario y, con el cambio de Hazard por Modric, Ancelotti dobló la apuesta.

El conjunto blanco encerró en su área al equipo de Emery, pero el Villarreal seguía teniendo sus momentos en el partido a la contra. Gil Manzano solo descontó cuatro minutos, cuando se perdió mucho más tiempo en la segunda parte, y el Real Madrid no pudo con el submarino amarillo en todo un partido de Champions. El Sheriff y el Manchester United esperan ahora a los dos equipos en la máxima competición continental.