Raúl Castro (izq.) depositó las responsabilidades de presidente de Cuba en Miguel Díaz-Canel (der.) en octubre de 2019.

El Mundo

Raúl Castro será relevado de la Secretaría del Partido Comunista Cubano este viernes Castro, de 89 años, delegará el mando del Partido en el presidente del Ejecutivo cubano, Miguel Díaz-Canel, aunque el cambio no entusiasma a la población al considerar que es solo cuestión de nombres.

A. Pineda/AFP/Reportes de Telemundo

jueves 15, abril 2021 • 8:33 pm

Compartir

Raúl Castro, hermano del fallecido líder de la Revolución Cubana de 1959 Fidel Castro, y quien desde la muerte de este en noviembre de 2016 asumió como principal caudillo del Partido Comunista Cubano dejará la dirección del instituto político este viernes.

Según informa la cadena de noticias Telemundo, el partido certificará al presidente del poder ejecutivo de Cuba, Miguel Díaz-Canel, como el próximo secretario general este 16 de abril, en el marco de la conmemoración del 60 aniversario de la fallida invasión a Bahía de Cochinos en 1961.

El cambio en la dirección del Partido Comunista, se cree que podría ser solo nominal y sería Castro quien siempre tenga la última palabra.

Por ello, las expectativas de algún cambio significativo en el régimen de la isla son mínimas entre la población cubana, apunta Telemundo.

Díaz-Canel, de 60 años, se convirtió en presidente de Cuba en octubre de 2019 por designio de la cúpula partidaria.

La salida de la dirigencia de Castro del único partido político legal de Cuba se da en medio de la más grave crisis económica de la nación insular en décadas, que siempre ha destacado por la precariedad de sus finanzas, golpeadas por las sanciones internacionales y más recientemente por la pandemia de coronavirus.


YAMIL LAGE / AFP

El país atraviesa su peor momento en 30 años. En 2020, el PIB cayó un 11%, y la pandemia del coronavirus paralizó su motor económico, el turismo.

En todo el país, los cubanos pasan largas horas frente a mercados semivacíos para abastecerse.

"El octavo Congreso debería concentrarse en plantear objetivos creíbles para la reforma", declara el economista Ricardo Torres, de la Universidad de La Habana. Y subraya que "la transformación del sistema de propiedad deber ser el objetivo principal", para acelerar la apertura de la economía al sector privado.