Norman Quijano, presidente de la Asamblea. / DEM

Política

Quijano hereda poder de sus antecesores Gallegos, Peña y Reyes

Antonio Soriano

lunes 28, mayo 2018 • 12:02 am

Compartir

Norman Quijano, diputado de ARENA y presidente de la Asamblea Legislativa, tiene la facultad total para despedir y hacer nuevas contrataciones mientras dure su mandato en la Asamblea.

El diputado Francisco Merino, directivo por el Partido Concertación Nacional (PCN), dijo que el primer acuerdo de la nueva junta directiva fue ceder estos poderes a Quijano.

“Se delegan atribuciones de personal al presidente de la Asamblea y con ello agarran riendas sueltas en todo lo administrativo aunque el Reglamento Interior es claro que son atribuciones de junta directiva”, comentó el diputado Merino.

Con eso, el diputado heredó las facultades con las que administró la Asamblea Legislativa los expresidentes Guillermo Gallegos, de GANA; Lorena Peña y Sigfrido Reyes, ambos del FMLN.

Yanci Urbina, diputada del FMLN e integrante de la junta directiva de la Asamblea, aseguró que los directivos del partido de izquierda no votaron por el acuerdo para que Quijano decida sobre las plazas en el órgano legislativo.

Una de las primeras decisiones de Quijano fue pedir suprimir 142 plazas que fueron contratadas por su antecesor, Guillermo Gallegos, entre diciembre de 2017 y abril de 2018.