Nacionales

¿Qué tanta radiación recibimos en El Salvador?

Iliana Cornejo

martes 13, marzo 2018 • 8:00 pm

Compartir

El Minsiterio de Medio Ambiente y Recursos Naturales explicó que durante la época seca, y cuando hay cielo despejado prevalece un índice ultravioleta de 8 y 11, en el país. Esto debido a que las zonas de Centroamérica cercanas al Ecuador, alcanzas niveles altos o extremos, según el índice para medir la radiación solar, de la Organización Mundial para la Salud (OMS).

Según dicha escala de índice UV (Ultravioleta) de 0 a 2 es un nivel bajo, de 3 a 5 es moderado, de 6 a 7 es alto, de 9 a 10 muy alto y 11 a más extremo.

Ante esto, las autoridades recomiendan no exponerse al sol entre las 10:00 a.m., y las 2:00 p.m. Ademas, utilizar un protector solar de amplio espectro SPF 30+ cada dos horas, incluso si está nublado o después de nadar o sudar.

Lea también: Marn advierte sobre alta radiación solar en marzo

La OMS también recomienda el uso de las gafas de sol, cubrir el cuerpo, el uso de sombreros y no utilizar crema con filtro solar para prologar la exposición solar.


Otra recomendación es aprovechar las sombras. “Póngase a la sombra cuando los rayos UV sean más intensos, pero no olvide que los árboles, las sombrillas o los toldos no protegen totalmente contra la radiación solar”, dice la OMS.

Los niños suelen ser más vulnerables a los riesgos ambientales que los adultos. Cuando estén al aire libre, hay que protegerlos de la exposición a los rayos UV como ya se ha explicado. Los bebés deben permanecer siempre a la sombra.

También, evite las lámparas y las camas bronceadoras. Estas aumentan el riesgo de cáncer de piel y pueden dañar los ojos si no se usa protección. Debe evitarse completamente su uso.

Según la OMS, en el año 2000 la excesiva exposición de rayos ultravioletas causaron 60,000 muertes prematuras y aproximadamente 1.5 millones de Años de vida ajustados por discapacidad (AVAD, por sus siglas en inglés). "La mayor carga de morbilidad causada por los rayos ultraviolentas se debe a las cataratas corticales, los melanomas cutáneos malignos y las quemaduras solares, aunque las estimaciones de estas últimas son muy inciertas debido a los escasos datos disponibles. Por ultimo, cabe señalar que una exposición nula a los rayos ultravioletas no tendría como consecuencia una carga de morbilidad mínima, sino una elevada carga de morbilidad debida a las enfermedades relacionadas con la carencia de vitamina D", dice la OMS.