Política

¿Qué opinan los salvadoreños de la reserva al plan de vacunación covid19? Muchos quieren ponerse la vacuna pero están contra la reserva de información.

Glenda Vásquez

martes 30, marzo 2021 • 10:00 am

Compartir

Un grupo de salvadoreños compartió con Diario El Mundo su opinión sobre la reserva total que declaró el Ministerio de Salud (Minsal) al plan nacional de despliegue de vacunación contra el covid19 e incluso sobre si se someterán a dicha inmunización.

Ana Gloria Argueta, quien hace oficios domésticos a domicilio, cree que toda la información de la vacuna debería ser pública.

Su razonamiento es que tener bajo secreto dicha información "es malo porque todos los alcaldes y los ministerios están nosotros y, sin el voto de de nosotros,  ellos no son nada, entonces, ellos nos tienen que dar la información de todo".

Alejandro Méndez, quien labora como sastre, mencionó que las personas deben estar enteradas de todas las cosas que puedan pasar y resaltó como malo que la información esté reservada.

"No es correcto porque tiene que ser público, porque todas las personas tienen que estar enteradas de todas las cosas que puedan pasar, está malo que la información esté reservada", expresó.


También María Muñoz, vendedora ambulante, cree que la información debe ser pública.

Tanto María, como Alejandro y Ana Gloria quieren ponerse la vacuna contra el covid19. "Claro que sí, para evitar muchos problemas que puede tener uno en el futuro", explica Alejandro.

María Muñoz, vendedora ambulante.

Además, Ana Rodríguez quien se dedica a las ventas ambulantes expresó que no tiene que ser secreta la información porque están engañando al pueblo otra vez.

"No tiene que ser secreto porque están engañando al pueblo otra vez", acotó Ana Rodríguez, vendedora ambulante del Centro Histórico de San Salvador.

La información reservada según el Ministerio de Salud es el plan nacional de despliegue de vacunación contra el covid-19, que tendrá reserva durante los próximos 3 años, y el proceso de compra de vacunas, que tendrá una reserva de 5 años.

Para Jorge Mejía, la reserva podría tener una lógica: "Hay gente que dice que no se la quiere poner porque oyen que la vacuna a veces da mala reacción". Por eso, cree que es bueno que el Gobierno no brinde cierta información, aunque aclara: "La mayoría tiene que ser pública".

Para Jorge Mejía, la reserva podría tener una explicación, al referirse al temor de ciertas personas de aplicarse la vacuna.

Joselyn Aguilar, una vendedora ambulante que reside en Cuscatancingo que quiere ponerse la vacuna, sostiene que no está de acuerdo con la reserva. Pone un ejemplo: "Cuando nos tiraban en los medios de tantos muertos, los cuales no eran así, ellos ocultan demasiada información para el pueblo, deberían ser sinceros, al final nosotros somos los que sufrimos las consecuencias".

Otros como José Vásquez, operario de fábrica, y Erika Melara, empleada de una telefónica, no se pondrían la vacuna. Don José dice que "no es muy efectiva", aunque ambos opinan la información sobre la misma debe ser pública.