La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) teme que las reformas constitucionales en El Salvador se usen para acumular y retener ilegítimamente el poder político.

Política

¿Qué no puede cambiarse de la Constitución en El Salvador?

Yolanda Magaña

sábado 31, julio 2021 • 3:30 am

Compartir

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) teme que las reformas constitucionales en El Salvador se usen para acumular y retener ilegítimamente el poder político.

Fusades advierte que las reformas constitucionales y las asambleas constituyentes han sido utilizadas en Bolivia, Venezuela y Nicaragua para retener el poder.

Sin embargo, también advierte que en la Constitución de El Salvador hay elementos que “no pueden cambiarse para desmejorar”:

  1. La forma de gobierno: república presidencialista.
  2. El sistema de gobierno: democrático y representativo.
  3. Lo relativo al territorio de la República.
  4. La alternatibilidad en el ejercicio del poder.

“Sobre las cláusulas pétreas debe tenerse en cuenta que la prohibición de reformar es amplia, y no se refiere a artículos específicos, sino a todas aquellas disposiciones que se relacionan con el núcleo esencial de esos principios”, observa el Departamento de Estudios Legales (DEL) de Fusades.

 

¿Reelección presidencial?

La institución advierte que tampoco puede retrocederse en los derechos fundamentales.


“En la experiencia comparada se ha visto en muchos casos que los gobiernos autoritarios reescriben las reglas para permitir la reelección presidencial, establecen contenidos que debilitan la separación de poderes y cambian reglas electorales para competir con ventajas indebidas”, señala Fusades.

 

Proceso ilegítimo de reformas

Fusades criticó que el proceso de reforma a la Constitución ha sido “ilegítimo desde el principio” porque ha sido promovido por el Órgano Ejecutivo sin tener la facultad y que, además es señalado de violar “sistemáticamente la Constitución”.

Fusades observó que la reforma se ha difundido “a cuentagotas” y señaló que el grupo que estudia la reforma no es plural.

Agregó que reformar los 196 de 272 artículos de la Constitución “es casi cambiar toda la Constitución” y que de nada sirve crear un tribunal constitucional si no se respeta su independencia como ocurrió el 1 de mayo.

 

El dato

El equipo ad hoc informó hace una semana que reformarían 196 artículos de la Constitución. Para Fusades eso es prácticamente cambiar la Constitución.