Buenos Días

Que las redes sociales no lo hagan marioneta

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 6, noviembre 2018 • 12:00 am

Compartir

He leído los cuentos más increíbles en redes sociales. Y también he escuchado esa ingenua expresión de la gente cuando uno pregunta: “¿Quién te dijo eso?” y responde: “Ahh, lo leí en Facebook” o también “Lo leí en Twitter”.

Esta semana leí dos increíbles. El cuento que Canadá estaba ofreciendo asilo a todo aquel que lo solicitara y luego el cuento que una aerolínea alemana estaba interesada en administrar un inexistente aeropuerto salvadoreño. Ninguno de los dos rumores tenían fundamento alguno, ninguna fuente creíble del gobierno canadiense o de la línea aérea en cuestión.

Así se inventan rumores en redes sociales en páginas especializadas en esparcirlos y que fingen ser medios de comunicación reales, pero no lo son. Son máquinas de mentira y desprestigio con fines políticos.

La gente cree lo que quiere creer. Como la vecina chambrosa de su colonia que pretendía saber toda la vida y milagros de los demás, pero la inmensa mayoría era fruto de su imaginación y su maldad. Ahora es lo mismo, pero les pagan por eso y se publican en redes sociales y la gente ingenua cae en esas redes.

Recientemente se ha conocido de dos casos impresionantes en el mundo. Uno en que los estadounidenses eran manipulados por jovencitos rusos que los enfrentaban azuzando con discursos de odio, prejuicios raciales, falsas acusaciones y chambres de alcoba. ¿El resultado? Donald Trump.

El otro en el Reino Unido donde inventaban toda suerte de rumores para alentar el voto que favoreciera el referendum que les hizo salir de la Unión Europea.

Aquí está sucediendo algo parecido y es bueno que usted lo sepa. No se deje manipular, instrumentalizar, engañar por los estrategas políticos que utilizan las redes sociales para mentirle descaradamente y manejarlo a su antojo como una marioneta, hasta la hora de marcar su voto.