La inflación se acelera en el mundo, incluyendo la economía salvadoreña.

Economía

¿Qué es la inflación y cómo nos afecta? Se colocó en 2.6 % en junio pasado, su nivel más alto en los últimos nueve años debido a factores de la economía mundial y propios de El Salvador.

Uveli Alemán

jueves 22, julio 2021 • 4:15 am

Compartir

La inflación en El Salvador subió hasta el 2.6 % en junio pasado, su nivel más alto desde marzo de 2012, según el Banco Central de Reserva (BCR).

Los bancos centrales de las economías más grandes y organismos financieros, como el Banco Mundial, han alertado que la inflación se acelera a un ritmo más rápido que en las últimas cinco recesiones mundiales y podría complicar la recuperación de la pandemia del covid-19.

En El Salvador, según el BCR, la inflación comenzó a elevarse desde enero de 2021, y entre mayo y junio pasado superó su nivel más alto en los últimos nueve años.

La inflación mide el aumento generalizado y sostenido de los precios en una economía. En El Salvador, este indicador lo levanta la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC), aunque el BCR compila los datos históricos.

2.59 %InflaciónDe mayo y junio pasado, luego de más de un año en deflación. Es el nivel más alto de los últimos nueve años.

En el caso de El Salvador, la inflación depende de sus principales socios comerciales, en particular Estados Unidos, por ser una economía dolarizada.

 


¿Cómo afecta la inflación?

Rommel Rodríguez, economista de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), explicó que el alza de la inflación responde a varios factores del mercado que “lleva tiempo comprobarlos empíricamente”.

Uno de los elementos que influye es la dinámica en los precios internacionales luego de la emisión de más billetes (como dólares), así como el incremento en las materias primas, como el crudo, a partir de una mayor demanda de las economías por la reactivación.

También influyen aspectos locales, como la producción agrícola que debe incorporar las pérdidas de 2020 al no poder vender tras la entrega de los paquetes alimenticios por parte del Gobierno, más el incremento en los costos de producción por el alza de las materias primas.

“Con el aumento del salario mínimo, en teoría, debería de incrementar más todavía la inflación. Es una afirmación atrevida porque el Gobierno promueve el incremento del salario, pero, al mismo tiempo, está concediendo los granos básicos”, indicó.

El economista explicó que la inflación incide “sin duda en el encarecimiento de la vida”, es decir, que disminuye el poder adquisitivo de las personas porque al subir los precios, el dinero vale menos y eso reduce la capacidad a comprar más bienes y servicios.

“Si se mantiene la inflación, el efecto nocivo que se tiene es que tarde o temprano va a afectar el consumo de la familia”, dijo Rodríguez y quien también advirtió que podría perjudicar sobre todo a los más pobres porque “hace que su canasta alimenticia se vea impactada”.

El economista insistió en que el alza en la inflación no es un fenómeno ad hoc de El Salvador porque ocurre en el resto de economías por “un problema del ciclo económico mundial”, aunque inciden factores locales.

 

Cifras históricas.

El registro del Banco Central  parte de 2010, un año después de la crisis mundial financiera. Pese a la recesión económica de ese momento, las estadísticas indican que la inflación se mantuvo por debajo del 3 % y fue hasta abril de 2011 que se elevó a 5.96 %.

Se mantuvo por arriba de la cota de 4.9 % hasta marzo de 2012, luego comenzó a descender con valores por debajo del 2 % hasta julio de 2019.

Desde agosto de 2019 hasta diciembre de 2020, inició la deflación, un fenómeno que consiste en el descenso general y continuo de precios, la cual osciló entre el -0.3 % y -1.05 %.

En enero de 2021, la inflación comenzó a acelerar hasta llegar a 2.59 % en mayo y junio, respectivamente.

Según la Digestyc, la subida de los precios se vio impulsada por los combustibles, viajes por aire, hortalizas, servicio de molino y restaurantes.

 

  • Costo de vida

La inflación disminuye la capacidad adquisitiva de las personas. Al subir el precio, el dinero tiene menor valor y es más caro adquirir servicios y bienes. Las familias también reducen su margen para ahorrar y es un mayor riesgo para la población vulnerable.

 

  • Cifras

Desde agosto de 2019 hasta diciembre de 2020, hubo una deflación, un fenómeno que consiste en el descenso general y continuo de precios, la cual osciló entre el -0.3 % y -1.05 %.  En enero de 2021, la inflación comenzó a elevarse hasta llegar a 2.6 % en junio.

 

  • Consumo

Eventualmente, se reduce el consumo nacional y las empresas acumulan el inventario de productos o prestan menos servicios. En el caso de El Salvador, la inflación se ve afectada por factores de socios comerciales debido a que es una economía dolarizada.