La mayoría de salvadoreños dice que cambiarán sus costumbres en Navidad y año nuevo para protegerse del covid-19.

Nacionales

¿Qué cambiarán los salvadoreños en las fiestas de Navidad y Año Nuevo?

Eduardo Melara/ Gabriel Aquino

jueves 24, diciembre 2020 • 9:30 am

Compartir

Ante el repunte de casos por covid-19 en El Salvador durante el último mes, muchos salvadoreños se han visto en la necesidad de modificar la forma en la que celebrarán las festividades de Navidad y fin de año  para este 2020.

En estas fechas especiales, las familias y amigos acostumbran a reunirse para celebrar, sin embargo, la medida de distancia física cambia todo el contexto.

Nosotros la pasamos reunidos en familia, están todos mis hijos, mi esposa; compartimos con ellos, leemos la biblia, meditamos en ello, le damos gracias a Dios sobretodo y luego departimos”, así respondió el ciudadano, Salvador Elías.

Elías dice estar consiente de la situación por la que está atravesando el mundo debido a la pandemia, es por eso que ha decidido modificar la forma en la que celebrará esta fecha.

Salvador Elías, ciudadano que cambiará sus costumbres ante el covid-19, en esta navidad. / Gabriel Aquino.

Elías dice que su núcleo familiar tenía la costumbre de hacer visitas y una cena familiar, donde estaban sus hermanos y cuñados, este año será distinto.

 Debido a lo que es la enfermedad (el covid-19), ahora solo va a ser familiar, ya no podemos salir, ya no tenemos esa libertad”, aseguró.

Señala también que los hábitos de higiene que antes se han tenían se han visto “modificados”  y reconoce que la población salvadoreña tiende a tener un conducta de “descuido” en cuanto a la higiene personal se refiere. “La pandemia vino a modificar un montón de cosas, de cultura propia”, añade.

El salvadoreño reconoce que aunque él y su familia planean cambiar de hábitos “Habrá gente que sin importar esto, lo van a hacer”.

Al menos una docena de salvadoreños a los que Diario El Mundo preguntó sobre sus costumbres navideñas y de fin de año, están concientes que cambiarán debido al covid-19.

Norma Castro asegura que una de las medidas principales es reducir la cantidad de gente, con la que convivirá en estas fiestas.

Doña Norma Castro, ciudadana que reducirá la cantidad de familiares en su celebración navideña. / Gabriel Aquino.

“En la cantidad de gente que no va a ser lo mismo, practicamente los que estamos ahí y unos dos, pero vecinos ya no; en ese sentido se ha modificado”, dijo Norma Castro, quien esta semana visitó el centro capitalino.

Otros ciudadanos señalaron que el miedo al contagio del SARS-Cov2 sigue presente y por ello prefieren pasar las fiestas con su núcleo familiar.

 

Sin cambios.

Aun así, existen personas que han dicho que a pesar de la pandemia y en que actualmente se vive una época en que los casos por covid-19 van en aumento, han asegurado que no modificarán su rutina para esas fechas especiales y que siempre mantendrán las visitas a sus parientes.

Si, más que todo yo visito a mis hijas, las dos, nos reunimos y mis hermanas que llegan también, pero todo y cuando cuidándonos”, afirmó la ciudadana, María Felicita, quien dice que su itinerario de visitas a sus familiares no se han alterado, pese a la pandemia.

 

Reglas de oro

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha divulgado las reglas de oro para estas fiestas de Navidad y año nuevo, en una festividad envuelta en la pandemia del covid-19.

Según la OPS, la principal regla es evitar las reuniones con personas que no pertenezcan a su burbuja.

  • De lo contrario, la organización recomienda que cuando los visitantes lleguen a su casa le sugiera lavarse las manos con agua y jabón y repetir varias veces, además usar alcohol en gel constantemente.
  • De ser posible, reunir a la menor cantidad de personas posibles, de la menor cantidad de burbujas y en un lapso de tiempo reducido.
  • La OPS recomienda que la reunión sea un espacio abierto o con buena ventilación, de preferencia, sin aire acondicionado.
  • Usar mascarillas siempre, a excepción del tiempo de comida.
  • No dar apretones de manos, ni besos ni abrazos.
  • Hablar poco, en voz baja y evitar conversaciones efusivas o carcajadas; recordemos que el virus se esparce por gotículas de saliva que salen como aerosol de nuestra boca.
  • Desinfecte constantemente las superficies.
  • Mantenga mesas con separación de dos metros y organizadas por burbuja.
  • Procure que una sola persona sirva la comida, usando mascarilla y guantes. No compartir piezas de vajilla.
  • Principalmente evite lugares concurridos, cerrados y de contacto cercano.