El Mundo

Puerto Rico vive sus peores condiciones tras paso de huracán María Puerto Rico, devastado por el huracán María, tiene grandes dificultades para proveer de alimentos, agua y electricidad.

Redacción Internacional-AFP y EFE

lunes 25, septiembre 2017 • 12:01 am

Compartir

Las condiciones de vida en Puerto Rico, devastado por el huracán María, empeoran cada día, con habitantes cansados y desconcertados que ayer hacían filas para comprar los escasos víveres y combustible, en medio de un corte de energía y con pobre servicio telefónico.

TAMBIÉN LEE: Salvadoreños en Puerto Rico no reportan víctimas de huracán María

Los puertorriqueños pasan horas en interminables filas para comprar lo que puedan, aunque muchas veces terminan volviendo a casa con las manos vacías si no logran abastecerse antes de que comience el toque de queda, que rige por estos días desde el anochecer hasta el amanecer.

El servicio de telefonía celular es irregular y hasta los hoteles se están quedando sin combustible para sus generadores.


El gerente general del hotel Marriott en la capital, San Juan, dijo a sus huéspedes que si no encuentran combustible, todo el edificio será evacuado.

La red eléctrica de Puerto Rico fue derribada por la tormenta y los expertos han dicho que puede tomar hasta cuatro meses para que la energía sea completamente restaurada.

El huracán María golpeó este territorio estadounidense el miércoles como una tormenta de categoría 4, durante su paso mortal y arrasador por el Caribe. Se le responsabiliza por 33 muertes, muchas de ellas en la pequeña isla de Dominica y 13 en Puerto Rico.

Gobernador teme “posible” colapso de una represa

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, aseguró ayer que la represa de Guajataca, al noroeste de la isla, presenta “señales de posible colapso”, debido al exceso de agua que contiene tras el paso del huracán María.

En una conferencia de prensa, Rosselló reiteró a la población adyacente a la misma que tienen en efecto una orden de desalojo desde el pasado viernes y que deben cumplirla, además de que se trata de una zona de emergencia. La represa de Guajataca, de 1920, presentó una falla el viernes, provocando que el gobierno emitiera una orden de evacuación masiva

Las autoridades también vigilan de cerca la presa de Toa Vaca, al sur de la isla.