Nacionales

Protección Civil suspende alerta amarilla por lluvias en 50 municipios

Redacción Web-DEM

viernes 28, agosto 2020 • 5:30 pm

Compartir

La Dirección General de Protección Civil canceló este viernes la alerta amarilla en 50 municipios, emitida el pasado fin de semana ante la llegada de la tormenta tropical Marco, y anunció la extensión de alerta verde en todo el territorio nacional.

Eran siete departamentos sobre los que se encontraba la alerta amarilla, específicamente La Libertad, Usulután, La Unión, Morazán, San Salvador, San Miguel y La Paz.

Tras la llegada del huracán Laura a Estados Unidos, tocando tierra en Texas y Louisiana, degradándose posteriormente a tormenta tropical, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) emitió un Informe Especial Meteorológico, en el que anunció que país retornará a las condiciones normales de la época lluviosa a partir de esta noche.

Sin embargo, las autoridades especificaron que tanto la tormenta tropical Laura como la tormenta tropical Marco han dejado una acumulación significativa de humedad en suelos, cielos nublados, inestabilidad en laderas y taludes, lo cual mantiene la vulnerabilidad en lugares recurrentes a inundaciones, deslizamientos y caída de árboles en zonas con mayores acumulados de precipitación.

Por tanto, Protección Civil recordó a la población las siguientes medidas:


  • -Permanecer atenta durante se presenten las lluvias fuertes y de larga duración, principalmente en zonas de inundación y derrumbes monitoreando el comportamiento de taludes y correntadas inmediato a sus viviendas a fin de evitar tragedias.
  • -Mantener drenajes limpios alrededor de sus viviendas a fin de evitar socavamiento de paredes y posibles derrumbes.
  • -Evitar cruzar ríos y quebradas o correntadas de drenajes ante la presencia de lluvias fuertes en la zona.
  • -Los conductores de automotores deben mantener una velocidad de marcha moderada, debido a la inestabilidad en carreteras.
  • -A los pescadores artesanales y deportivos, bañistas y surfistas tomar precaución por mar picado, evaluar las condiciones de riesgo antes de ingresar al mar.