Se temen incrementos de precios principalmente en los productos importados, especialmente a los fabricados en China como ropa y juguetes.

Economía

Productos importados podrían reportar alzas de entre el 40 % y 50 % en Navidad Los incrementos no son inmediatos y ocurren en la medida que se renuevan los inventarios.

José A. Barrera

miércoles 27, octubre 2021 • 6:00 am

Compartir

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador (Camarasal) estima que el precio de los productos importados se verá afectado por la crisis de la cadena de suministros.

Jorge Hasbún, presidente de la gremial, explicó que se desconocen porcentajes de incrementos, pero que la expectativa es que haya alzas en el valor de todo importado “del orden del 40 % al 50 %”.

Explicó que por el momento no se reportan desabastecimientos asociados a los cuellos de botella en los grandes puertos como el de Long Beach, Estados Unidos, pero anticipó que eventualmente ocurrirán.

Camarasal y otras gremiales, como la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), han orientado a su membresía asegurar sus compras y planear los plazos para no quedar sin “stocks” de materias primas o productos terminados.

“Desde la perspectiva del sector servicios, se recomienda a los importadores la anticipación de pedidos y planeación de las negociaciones, ya que existen varios elementos que en el pasado no solían afectar tan directamente los precios y que en este momento son, sin duda, un elemento distorsionante”, apuntó Hasbún.

El empresario dijo que los productos más sensibles a estas variaciones son los tecnológicos, juguetes y en general la gran variedad de artículos fabricados en China.


Esperaríamos que al finalizar la temporada navideña se vuelva a niveles (de tarifas de fletes) de mediados de este año”. Javier Ayala Sastre, presidente ASAC

Valoraciones.

Javier Ayala Sastre, presidente de la Asociación Salvadoreña de Agentes de Carga y Transitarios (ASAC), añadió que para lo que falta de octubre y hasta finales del año se vislumbra un panorama complicado en todas las modalidades de transporte.

“El marítimo, por las congestiones en puertos y la falta de conductores y los problemas de electricidad en China; el aéreo por el exceso de demanda por la temporada y por los problemas del marítimo que ha limitado espacios y encarecido las tarifas; y el terrestre por incrementos en el precio del diésel, aunque es la modalidad menos afectada de todas”, dijo.

El presidente de Camarasal agregó que las empresas deben tomar en cuenta que en las cotizaciones de las aerolíneas se maneja el cargo por combustible (IFS, por sus siglas en inglés), que regularmente se ajusta con el valor internacional del petróleo, mientras que las navieras lo hacen a través factor de ajuste del combustible búnker (BAF, por sus siglas en inglés), las que ya adoptaron un esquema denominado “General Rate Increase” (GRI), en el que se incluyen algunos cargos adicionales a la tarifa marítima.

“Tanto aerolíneas como navieras aplican también el ‘peak season’, un recargo por la temporada alta que inicia regularmente en octubre y culmina a mediados de enero”, añadió Hasbún.

Productos tecnológicos, juguetes y en general la gran variedad de artículos producidos en China son afectados”. Jorge Hasbún, presidente Camarasal

El presidente de ASAC dijo que en Estados Unidos hay recargos por “peak season” de $450 y en concepto del GRI por $350.

“¿Esta tendencia impulsa el comercio por vía aérea? Sí, pero también el aéreo muestra complicaciones. Recordemos que todo el aéreo de Asia, EE. UU. y Europa convergen en Miami, pues esta ciudad es el ‘puente’ para Latinoamérica, y es de donde hay más cargueros volando hacia nuestro país”, destacó.

En el caso de China, ASAC reporta tarifas de $17 por kilogramo, hace un mes estaban en $15, mientras que servicios como UPS, DHL o FedEX tienen tarifas más bajas, pero que sufren de limitaciones de espacio.

“De Miami, hay muy poca disponibilidad de espacio, por las pocas frecuencias semanales que estamos teniendo, y hay incrementos en los costos del ‘peak season’”, puntualizó Ayala Sastre que además es presidente de Grupo Omnilogix.

 

Retos y oportunidades de la crisis logística mundial

  1. Panorama

Se espera que lo peor de la crisis de suministros sea entre octubre de 2021 y febrero de 2022, y que luego tienda a estabilizarse, pero no su fin.

 

  1. Planeación

Las gremiales insisten en la necesidad de planificar de mejor manera la compra de productos y materias primas para evitar demoras.

 

  1. Proveedores

La crisis logística actual puede mover a las empresas a ubicar proveedores en zonas geográficas más cercanas para no perder inventarios.

 

El dato

Los retrasos en los puertos de San Diego o Los Angeles, California, son moderados. Mientras que las operaciones desde el puerto de Miami (en la costa este) no reportan demoras.