Wilson Sandoval, director de Alac-Funde. Fotografía: archivo.

Política

Prevén consecuencias patrimoniales para mencionados en lista Engel Alac-Funde dice que en una democracia normal los mencionados serían separados mientras los investiga la Fiscalía General.

Yolanda Magaña

jueves 1, julio 2021 • 3:33 pm

Compartir

¿Qué implicaciones inmediatas tienen la mera mención de una persona en una lista de corruptos publicada por el gobierno de los Estados Unidos?

De acuerdo a la experiencia del director del Centro de Asesoría Anticorrupción en El Salvador (Alac) de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), la sola mención de las personas en un listado de esta talla podría tener efectos en la apertura de los bancos para trabajar con ellos.

Sandoval cree que es posible que esta publicación tenga efectos patrimoniales.

En Alac ya hemos tenido información donde exfuncionarios les han cerrado todas sus cuentas bancarias en el sistema y a sus familiares también. Ningún banco quiere trabajar con corruptos. Wilson Sandoval, director de Alac-Funde.

El director de Alac-Funde explicó que el sistema financiero es "delicado". Sin embargo, prevé que el Gobierno ignorará su publicación con alguna "cortina de humo" para desviar la atención de la ciudadanía en otros temas.

Sí, tal vez las haya a nivel de patrimonio personal de los funcionarios, como Carolina Recinos y Osiris Luna, porque ningún banco va a querer trabajar con alguien que está en una lista de corrupción, pues, los bancos son delicados. Van a tener consecuencias a nivel patrimonial. Wilson Sandoval, director de Alac-Funde.


Sandoval explicó que la lista Engel no es antojadiza y tiene rigurosidad, ya que es fruto de un largo procedimiento de 180 días de recabar información, con la participación de diferentes agencias federales de los Estados Unidos.

Le recomendamos: Los 14 salvadoreños de la primera lista Engel 

El director de Alac-Funde cree que la primera reacción de partidos políticos y Gobierno debe ser separar de sus cargos políticos o públicos a todos los mencionados, por dos razones:

  1. La  lista no es antojadiza, hay suficientes hallazgos para determinar que los mencionados han tenido asociación con actos de corrupción, narcotráfico o ilícitos, o han participado en acciones contra la democracia en el Triángulo Norte.
  2. Lo que correspondería en una democracia normal es que el fiscal general investigue y que el Gobierno o los partidos los separe mientras son investigados.

 

No separarlos es una mala señal, es una señal de no importa qué es lo que pueda decir en corrupción un socio comercial y de cooperación; y claro que va a levantar las armas. Wilson Sandoval, director de Alac-Funde.