Presidente Sánchez Cerén cree es inconstitucional. / DEM

Política

Presidente veta aval para votar con DUI vencido

Yolanda Magaña

sábado 22, septiembre 2018 • 12:01 am

Compartir

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, vetó por considerarlo incons­titucional un decreto que permitía a los salvadoreños votar en las elecciones presi­denciales del 3 de febrero de 2019 con su Documento Único de Identidad (DUI) vencido. El decreto permitía utilizar los duis vencidos en una segunda vuelta electoral.

El veto fue divulgado este viernes y fue enviado por la Presidencia a la Asamblea Legislativa el jueves.

El mandatario señala que el Órgano Ejecutivo está estudiando “alternativas viables” para apoyar a los ciudadanos con documentos vencidos, como “subsidio total o parcial y otras medidas que estimulen el interés en la renovación del documento”.

Sánchez Cerén argumentó que el decreto “provocaría una seria distorsión del evento electoral” que “debe ser evitada para lograr confianza en sus resultados”, porque, sostiene, hay una obligación de “identificarse fehacientemente” al momento de votar “a través de DUI vigente”.

El decreto fue aprobado el 30 de agosto pasado. “Pone en riesgo la necesaria transparencia, seguridad y veracidad de que debe estar dotado todo evento electoral en nuestro país, para asegurar así nuestra democracia representativa”, reza el veto entregado por la Presidencia de la Asamblea Legislativa y dado a conocer hoy por el presidente de la Asamblea, Norman Quijano.

“Aceptar esa opción”, según Sánchez, “comprometería gravemente el desarrollo y los resultados del proceso para la elección del próximo Presidente y Vicepresidente”, y afectaría “el carácter democrático y repre­sentativo del Go­bierno”.


Quijano, de ARENA, cri­ticó el veto. “El Prof. Sánchez Cerén se opone a que mis compatriotas con menos recursos, aquellos que no pueden renovar su DUI, puedan elegir gobernantes”, escribió en Twitter. Agregó que los únicos que se benefician al no existir Sala de lo Constitucional son el FMLN y su gobierno.