Política

Presidente Bukele vetó reforma para asignar fondos a Fomilenio II Rechazó la incorporación de $354.2 millones al presupuesto general que hizo la Asamblea Legislativa

Susana Peñate

jueves 10, diciembre 2020 • 12:31 pm

Compartir

El presidente de la República, Nayib Bukele, vetó el miércoles la reforma al decreto 640 y el decreto de modificación a la Ley de Presupuesto vigente que asignaban recursos para la contrapartida de Fomilenio II, para el pago de la deuda del Fondo de Desarrollo Económico y Social (Fodes) y para el pago de beneficios a los veteranos del conflicto armado.

La reforma al decreto 640 que autorizó la emisión de deuda por hasta $1,000 millones, modificó los destinos originales dejando $288.2 millones para el Fodes, $50 millones para Fomilenio II, $16 millones para completar el beneficio de excombatientes y veteranos para 2020 y $45.8 millones para el pago de obligaciones de proveedores del sector privado del Estado.

Originalmente, los destinos de los recursos obtenidos por emisión de títulos valores era $600 millones para el fideicomiso de recuperación económica y $400 millones para reforzar el presupuesto general, la asignación que hizo la Asamblea Legislativa corresponde a los $400 millones del refuerzo, dejando como estaba la parte del fideicomiso.

El argumento del veto es por inconstitucionalidad al considerar que viola el artículo 1 de la Constitución relativo al derecho a la seguridad jurídica y por violación al artículo 226 relativo al principio de equilibrio presupuestario.

En el tema de seguridad jurídica dice que “afecta la fuente de financiamiento para el pago a los exportadores de la devolución del IVA, los cuales se ven directamente afectados, al no ser mencionados dentro del destino de los fondos establecidos mediante el Decreto Legislativo 781 (que contiene la reforma al decreto 640)”, dice el documento del veto.


En el caso del principio de equilibrio presupuestario, señala que la reforma se hizo de manera inconsulta con el Ministerio de Hacienda.

Luego de la reforma, que fue el 26 de noviembre, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo que los fondos ya habían sido utilizados, primero se mencionó que para el fideicomiso y luego que para las actividades de recuperación económica.

La presidencia señala que el 8 de julio de 2020 se hizo una colocación de $1,000 millones de títulos valores de crédito, de los cuales $354.2 millones son parte del decreto 640 y que adicionalmente, en el contexto del mismo decreto, el 21 de septiembre se hizo la emisión y colocación de $645.8 millones de títulos valores de crédito en el mercado interno.

“Como consecuencia de lo anterior, se procedieron a realizar las operaciones presupuestarias, contables y financieras, en donde se materializó formalmente la transferencia de los recursos, que de otra forma el Fideicomiso para la recuperación económica de la empresa salvadoreña (Firempresa) no hubiera podido estructurarse”, resalta el presidente.

Mientras que diputados de la Asamblea Legislativa criticaron que el Ejecutivo haya utilizado los fondos sin contar con la asignación presupuestaria aprobada por el Parlamento. También señalan que el Gobierno debió incorporar desde un inicio la contrapartida para Fomilenio II en el presupuesto 2020.

En este último tema, el Ejecutivo afirma que no incumplió con la provisión de recursos y que “ya había sido planificado por el Ministerio de Hacienda, según consta en una nota remitida a la Asamblea Legislativa de fecha 10 de noviembre del presente año, en torno a los destinos del préstamo BID 5036/OC-ES”, el cual es por un monto de $250 millones y está pendiente de ratificación.

Cabe señalar que es el segundo préstamo suscrito este año del que solicitan asignar recursos para Fomilenio II. El 9 de septiembre de 2020, la Asamblea Legislativa aprobó una asignación de $55 millones para Fomilenio II, provenientes de otro préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).