Editorial

jueves 7, mayo 2020 • 12:00 am

Preparación y aprendizaje para la nueva normalidad Tenemos que aprender a vivir una realidad diferente a la que teníamos antes del estallido del COVID-19

Compartir

La aprobación de la nueva “Ley de Regulación para el Aislamiento, Cuarentena, Observación y Vigilancia por COVID-19” prolonga durante el mes de mayo, las medidas de contención destinadas a garantizar la salud de todos los salvadoreños.

Todo parece apuntar entonces a que luego del periodo de vigencia de esta normativa, la actividad económica, educativa y social puede retomarse bajo circunstancias excepcionales y bajo estrictas medidas de seguridad sanitaria.

De manera que el fin de la cuarentena no implica necesariamente el regreso a una “normalidad” como la que teníamos antes de la pandemia, por el contrario, las restricciones sobre espacios públicos, la prohibición de aglomeraciones aplicando el distanciamiento social y la limitación de ciertos derechos, vendrán a ser realidades cotidianas por un tiempo todavía incierto.

Las facultades excepcionales confiadas en la actualidad a las autoridades, tendrán que dar paso a las responsabilidades individuales sobre el cuidado de la salud, no hay otra opción en una sociedad democrática, y es aquí donde se pondrá a prueba el compromiso de los salvadoreños con sus conciudadanos. Este es un tiempo de preparación y de aprendizaje para nuevas formas de relacionarse y convivir, acatar las disposiciones vigentes es también prepararnos para el futuro inmediato.