El Salvador aún tiene proyectos pendientes de ejecución de Fomilenio II.

Economía

Por quinto año, MCC reprueba a El Salvador en control de la corrupción De 20 indicadores, El Salvador reprobó ocho incluyendo el Estado de derecho, acceso al crédito, clima para crear emprendimientos y política fiscal.

Uveli Alemán

miércoles 10, noviembre 2021 • 5:30 am

Compartir

Por quinto año consecutivo, la Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés) reprobó a El Salvador en el control a la corrupción, clave para que el país sea elegible a un programa de asistencia financiera del gobierno de Estados Unidos.

La MCC es una agencia de ayuda exterior creada por el Congreso estadounidense para apoyar a los países a salir de la pobreza. De América Latina, solo a El Salvador le ha otorgado dos convenios de donación, conocidos como Fomilenio, en los que destinó $460.9 millones para el primero y $277 millones para el segundo, aún con proyectos pendientes de ejecución.

Esta agencia evalúa cada año a las naciones con quienes ha tenido o tiene programas de asistencia a través de una metodología de 20 indicadores elaborados con información de terceros como el Fondo Monetario Internacional (FMI), del Banco Mundial, el Freedom House y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

$737MillonesHa destinado MCC a El Salvador a través de dos convenios de cooperación. El país ya no puede solicitar un tercer Fomilenio, pero sí otro tipo de programa de financiamiento.

En su informe para 2022, la MCC volvió a reprobar a El Salvador en el indicador de control de la corrupción que, junto a derechos democráticos, es de obligatorio cumplimiento para que el país acceda a un programa de asistencia financiera.

El Salvador reprueba este indicador desde 2018 y solo en el último año pasó de tener un nivel de cumplimiento de 43 % en 2021 a 35 % en 2022.

Según MCC, este indicador mide aspectos como la prevalencia de la corrupción a gran y menor escala en todos los niveles de un gobierno, la frecuencia de “pagos irregulares” asociados con permisos, nepotismo, “amiguismo” en la función pública, sobornos en ventas de una empresa, entre otros.


Le puede interesar: Se complica relación de gobiernos de El Salvador y EE.UU.: Manes

Resultados.

El Salvador aprobó 12 de los 20 indicadores, los cuales se agrupan en tres dimensiones:  de libertad económica, gobernar con justicia e invertir en las personas.

En el pilar de libertad económica hay ocho indicadores, de los cuales El Salvador reprobó tres. Uno es la política fiscal que contempla si los déficits fiscales de un país pueden afectar el crecimiento económico. Pasó de 50 % en 2021 a tener un cumplimiento de 42 % en 2022.

También reprobó el acceso al crédito que en 2021 sí cumplía con un porcentaje de hasta 82 %, pero para 2022 cayó a 45 %. Mientras que en el indicador inicio de una empresa pasó de un 21 % a 19 % en el último año.

En la dimensión de gobernar con justicia, además del control a la corrupción, El Salvador reprobó el indicador de Estado de derecho con una baja desde el 29 % de cumplimiento en 2021 a un 26 % en 2022.

Por su lado, en el pilar de invertir con personas se reprobaron tres de los seis indicadores, los mismos que dejó el país en el informe de 2021. Esto son protección de los recursos naturales, tasa de inmunización (servicios de salud esenciales y reducción de la mortalidad infantil) y tasa de matriculación en educación secundaria para las niñas.

 

Indicadores que El Salvador pasó ante la MCC

De los 20 indicadores, El Salvador logró pasar 12. Son parte de los criterios de elegibilidad para que MCC pueda seleccionar un país para un programa.

 

  1. Libertad económica: pasó el indicador de inflación, calidad regulatoria, política comercial, así como género en la economía, y derecho y acceso a la tierra.
  2. Invertir en personas: de seis indicadores, pasó tres relacionados al gasto en salud, gastos de educación primaria y salud de los niños.
  3. Gobernar con justicia: pasó el indicador derechos políticos, libertades civiles, efectividad del gobierno y libertad de información.