El magistrado llegó al edificio de las Cámaras de Segunda instancia, pero el juicio no se instaló. / Jaime López.

Nacionales

¿Por qué se suspendió por tercera vez el juicio del magistrado Escalante? La falta de un tercer magistrado que dirima un posible empate en el fallo de la Cámara fue la causa de la suspensión.

Jaime López

miércoles 7, julio 2021 • 11:49 am

Compartir

La Cámara Segunda de lo Penal suspendió, por tercera vez, el juicio contra el magistrado Eduardo Jaime Escalante Díaz, acusado de agresiones sexuales en perjuicio de una niña de diez años.

La diligencia fue suspendida porque se requería que el tribunal fuera integrado por tres magistrados, previendo un posible empate en el fallo y solo asistieron dos.

La Sala de lo Penal, de la Corte Suprema de Justicia, deberá nombrar el tercer magistrado y notificará a las partes: fiscalía y abogados defensa para la realización del juicio.

Esta es la tercera vez que se suspende el juicio contra el magistrado Escalante Díaz, la primera vez fue por otra diligencia, la segunda porque las Cámaras se trasladan al nuevo edificio, en la Diagonal Universitaria, y esta vez por falta de un magistrado que establezca la mayoría en su decisión final.

Lea también: Magistrado tuvo casa por cárcel hasta la semana pasada

La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló la resolución de la Cámara Primera de lo Penal que dictó en septiembre del 2019, un sobreseimiento definitivo al magistrado Escalante Díaz y ordenó un nuevo juicio.


Los magistrados de Cámara Primera de lo Penal sobreseyeron al magistrado Escalante aludiendo que los hechos que se le atribuían no llegaban a la calificación de delito de agresión sexual en menor, sino que era una falta, precisamente la de “actos contrarios y a las buenas costumbres y al decoro público”.

Esa resolución fue duramente cuestionada por los salvadoreños quienes ejercieron presión para que el caso no quedara en la impunidad. La resolución generó protestas en organizaciones defensoras de derechos humanos bajo la consigna "tocar niñas sí es delito".

La supuesta agresión sexual ocurrió el pasado 18 de febrero de 2019, a eso de las 5:30 p.m., en la residencial Altavista, Ilopango, al oriente de San Salvador, cuando una persona dijo a la madre de la víctima que un sujeto le había tocado la parte genital a su hija, razón por la cual, la progenitora de la menor le dio persecución y lo identificó para denunciarlo y llamó al 911 para que el imputado fuera detenido.